Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 03:14

Ciudadela de la Salud, una prioridad

Ciudadela de la Salud, una prioridad

Cuando el pasado 10 de mayo el presidente Luis Arce entregó la ley que da luz verde a la construcción de la Ciudadela de la Salud, en predios del ex Club Hípico, el cochabambino y todo aquel que vive en este departamento tenía la seguridad de que las obras de construcción empezarían inmediatamente.

Ese día en el que se entregó con gran algarabía la Ley 1423 de Transferencia de los Terrenos del ex Hipódromo, la empresa constructora tenía su maquinaria lista para colocar la piedra fundamental. Sin embargo, no ocurrió este acto simbólico y menos se iniciaron los trabajos de construcción.

Han transcurrido más de tres meses desde esa fecha y el ciudadano sigue esperando que las obras se inicien tal como fue el firme compromiso de las autoridades nacionales y departamentales, porque hasta la fecha no se ha movido, literalmente, una piedra en los terrenos del ex Hipódromo.

La construcción de los seis hospitales en este amplio predio es urgente, más si se toma en cuenta que en una primera fase se edificará la unidad de radioterapia, que hace tanta falta a los pacientes que padecen cáncer en Cochabamba, quienes se ven obligados a viajar a La Paz para recibir tratamiento, lo que implica un gasto y es un atentado contra la salud de estas personas por el viaje que, en la mayor parte de los casos, es por vía terrestre.

Las autoridades que se comprometen a iniciar un proyecto deben estar conscientes y seguras de que se podrá hacer en el tiempo planificado, porque faltar a su palabra es decepcionar a la gente.

El asambleísta del MAS Sergio de la Zerda adelantó que después de solucionar algunos temas administrativos y de reunirse con el presidente Luis Arce, prevé que los trabajos se inicien, finalmente, en una semana.

Por el bien de Cochabamba, que carece de un sistema de salud fortalecido, los trabajos de construcción de la Ciudadela de la Salud deben comenzar a la brevedad posible, porque los pacientes que requieren diferentes tratamientos especializados no pueden esperar mucho tiempo, necesitan recibir el apoyo de la medicina ahora. 

Este proyecto ya cuenta con presupuesto, entonces, ¿por qué no se puede allanar el camino resolviendo algunos temas administrativos que se han presentado como obstáculos? Esta obra será beneficioso no solo para los cochabambinos, sino también para muchos pacientes que llegan de otros departamentos, por lo que no habría argumento para seguir dilatando su construcción y ninguna persona podría oponerse al mismo, por su importancia.

Quienes tengan la potestad de solucionar los temas administrativos tendrán que poner su mejor empeño para allanar el camino en busca de robustecer el sistema de salud con este proyecto y no obstaculizar solo por temas de índole político o de negligencia en sus funciones.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad