Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 10:27

Las causas pendientes de la justicia

Las causas pendientes de la justicia

Aunque ya no es una novedad, las miles de causas pendientes en la justicia preocupan sobremanera a quienes tienen procesos que permanecen en los estrados judiciales durante años sin poder resolverse, lo que les causa desazón porque no tienen la más mínima certidumbre de si serán sobreseídos o hallados culpables.

Mientras tanto, un porcentaje importante de quienes tienen procesos pendientes en la justicia debe permanecer con detención preventiva en las cárceles hacinadas, donde literalmente no cabe una persona más, por lo que deben dormir en los pasillos o en el rincón que vean disponible.

El informe que se brindó durante la inauguración del Año Judicial precisa que existen 60.328 causas pendientes para 2022 en el Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, una cifra que, seguramente, provoca más de un dolor de cabeza a los jueces que están encargados de resolverlas.

Los datos que se difunden cada vez que se inaugura el año judicial es similar. Las cifras se refieren a miles de causas pendientes, acefalías en los juzgados, infraestructura deficiente para atender a los litigantes y un presupuesto insuficiente.

En la inauguración del año judicial se hizo notar que, al margen de las acefalías ya conocidas de memoria, el personal del Tribunal Departamental de Justicia trabajó en forma denodada para despachar todos los casos posibles en tiempo récord, pero ni aun así se logró resolver las causas pendientes que se acumulan desde hace varios años.

El objetivo para este y los próximos años deberá ser disminuir poco a poco las causas pendientes, lo que se podría lograr con un mayor número de jueces, además de llevar a conciliación la mayor cantidad de casos que califiquen para ese fin.

Asimismo, no se deberá permitir más las chicanerías de algunos malos abogados, porque eso implica la suspensión de audiencias, la reprogramación que afecta a otros casos, y así se van sumando más causas como una bola de nieve.

Los procesos que se ventilan en los estrados judiciales deben ser resueltos lo más rápido posible, sin que ello signifique que se vulnere el debido proceso o que no se valoren correctamente todas las pruebas que presentan las partes involucradas.

Asimismo, y aunque es una tarea a largo plazo, se deberá trabajar en las medidas preventivas, es decir, evitar que se cometan delitos porque eso congestiona el sistema judicial y, en consecuencia, las cárceles se llenan con detenidos preventivos.

Para evitar la comisión de delitos, se deberá trabajar en la familia y en la escuela en la formación de los ciudadanos para que respeten la vida y los bienes ajenos. Solo así se logrará descongestionar los pasillos de los estrados judiciales y ya no habrá miles de expedientes en los juzgados del país.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad