Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 09:50

Buscar el consenso por el bien de todos

Buscar el consenso por el bien de todos

Tras la decisión del Gobierno de abrogar la Ley 1386, las entidades cívicas de Santa Cruz y Potosí determinaron continuar con las medidas de presión hasta que el Ejecutivo reponga los dos tercios en el reglamento de la Asamblea Legislativa Plurinacional, además de dejar sin efecto un paquete de leyes que consideran perniciosas para algunos sectores de la población.

El pedido de los cívicos es una demanda que viene de hace varios meses, porque consideran que sin este mecanismo, de los dos tercios, el oficialismo aprobará temas cruciales para el país sin tomar en cuenta la opinión de la oposición, es decir, implementará el famoso “rodillo parlamentario”.

Por eso, y con el fin de demostrar buena fe en sus acciones, el Gobierno deberá agendar el tema de los dos tercios para, después de un debate enriquecedor, reponer este mecanismo o descartarlo definitivamente, si hay argumentos válidos para ello.

Lo que sí debería tomar en cuenta el Ejecutivo es que no se puede cerrar ante este tipo de demandas que surgen de la oposición o de sectores de la sociedad civil, porque es una administración que debe velar por el bienestar de toda la población.

Un sano debate en torno a los temas más importantes que incumben a los diferentes sectores de la sociedad es de vital importancia, toda vez que la suma de ideas, propuestas y proyectos es más enriquecedor que la práctica de un monopolio en el que solo un grupo se atribuya el derecho a decidir por todos.

Asimismo, la oposición debe reflexionar sobre las demandas que realiza, no cometer el error de politizar las mismas, de modo que el Gobierno no la acuse de intentos de desestabilización, como lo viene pregonando en los últimos días.

Los sectores que implementaron las medidas de presión en contra de la Ley 1386 durante la semana pasada, y continúan con las mismas estos días, negaron que su intención sea desestabilizar al gobierno de Luis Arce, sino que solo buscan la abrogación del paquete de leyes y la restitución de los dos tercios.

En las últimas horas, los ministros de Luis Arce y los líderes que están al frente de las movilizaciones han coincidido en que se deben solucionar los conflictos que se han mantenido latentes en los últimos días para volver a trabajar y reactivar el aparato productivo que se ha visto aún más afectado desde marzo de 2020.

Empero, para lograr la tan mentada reconciliación en el país, es importante que todos los sectores dejen de lado la intransigencia, la arrogancia, la soberbia, las imposturas y orienten todas sus acciones a buscar soluciones que beneficien a la mayoría.

El Gobierno deberá escuchar con sabiduría a todos los sectores, solucionando las demandas que pueden ser atendidas, porque solo así se podrá avanzar y ningún sector tendrá motivos para protestar.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad