Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 04 de agosto de 2020
  • Actualizado 10:01

Brigadistas, entre la búsqueda de casos de COVID y el maltrato

Brigadistas, entre la búsqueda de casos de COVID y el maltrato

Desde el miércoles, un grupo de voluntarios que están distribuidos en 60 brigadas se unió al ejército de profesionales en salud, que combate frontalmente al coronavirus en Cochabamba. Los jóvenes recorren las calles de las diferentes zonas de la ciudad en busca de casos de COVID-19.

El aporte de los voluntarios es importante porque coadyuvan a la labor de los salubristas que no solo están disminuidos en número, sino que están agotados por las largas jornadas que realizan desde que se conocieron los primeros casos del mortal virus en Cochabamba.

Lo cuestionable es la actitud de algunos vecinos que no les abren las puertas de sus casas para que puedan investigar y saber si es que hay contagiados para que sean atendidos y, si el caso lo requiere, sean evacuados a un centro de salud.

Dos brigadistas contaron que fueron agredidas por algunos comunarios de K’ara K’ara, mientras que otra recibió un portazo en la cara cuando intentó abordar a una madre de familia. Pero, no todo es negativo, también hay personas que reciben a los voluntarios con cariño y agradecimiento.

Frente a las reacciones negativas y al riesgo que corren los grupos de apoyo, las autoridades municipales y departamentales deberían coordinar con las Fuerzas Armadas y Policía para que los resguarden cuando tengan que ingresar a zonas de riesgo. Ese tipo de trabajo se realizó en Santa Cruz, donde también los brigadistas fueron víctimas de acciones violentas.

Es bueno mencionar que en los pocos días de rastrillaje, las brigadas detectaron varios casos sospechosos y positivos. Por ejemplo, en la zona de Sarcobamba visitaron 295 hogares, encontraron 42 casos sospechosos, 11 con COVID-19. Asimismo, en la Chimba recorrieron 385 casas, hallaron 17 casos sospechosos y dos positivos; en Pacata, el rastrillaje se hizo en 363 viviendas con 33 casos sospechosos y tres confirmados con el virus; mientras que en Temporal llegaron a 273 familias y detectaron 30 posibles contagiados y cinco comprobados.

Si bien los voluntarios hacen todos los esfuerzos para acudir al llamado de los vecinos que requieren ser revisados, porque tienen síntomas de coronavirus, existen problemas para que logren comunicarse con el centro piloto de llamadas. Los  números 168 y 800132911 están de forma permanente ocupados. 

Ojalá que las autoridades municipales, quienes tienen a su cargo el trabajo de rastrillaje y la atención a los personas sospechosas y contagiadas, busquen mecanismos para mejorar ese servicio, sobre todo, considerando que con el paso de los días se incrementan los casos, por lo que, es seguro, que muchos hacen lo imposible por ser escuchados y que su llamado de auxilio sea atendido a tiempo.