Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de enero de 2021
  • Actualizado 12:13

Bloques anti MAS

Bloques anti MAS

Los resultados de los comicios generales del pasado 18 de octubre fueron adversos para los partidos y alianzas opositoras al Movimiento Al Socialismo (MAS), por lo que ahora intentan superar ese fracaso y diseñan nueva estrategia para ganar y, en muchos casos, conservar varias alcaldías y gobernaciones del país.

Tarija, Beni y Santa Cruz comienzan a dar los primeros pasos para conformar un bloque que concentre la mayor cantidad de votos y evite que el partido azul pueda arrebatarles el triunfo. Aunque aún nada está dicho, la estrategia podría resultar positiva si acaso consiguen que la mayoría, por no decir todos los llamados opositores al MAS, se despojan de sus intereses personales y dan paso a un gran acuerdo.

La tarea no es fácil, pero tampoco imposible si logran aceptar andar por un mismo camino, enarbolar una misma bandera y apostar por sus mejores fichas. Nadie puede negar que, lamentablemente, muchos anteponen sus ambiciones antes de apostar por el beneficio común.

Comunidad Ciudadana (CC) de Carlos Mesa y Creemos de Luis Fernando Camacho, por ejemplo, ya firmaron un acuerdo para encarar juntos el proceso electoral en Beni, pacto que ojalá se conserve cuando llegue el momento de definir quién será el candidato a la gobernación y a las alcaldías de ese departamento.

En Santa Cruz, 16 organizaciones políticas del país sellaron un preacuerdo para alcanzar un "consenso de unidad" para los comicios subnacionales y asumieron el "compromiso de alcanzar un consenso de unidad”.

La oposición sabe que dispersando el voto no logrará nada. También conoce que el MAS tiene estructura y un "voto duro", que seguramente se hará sentir en las subnacionales.

El jefe nacional del partido azul, Evo Morales, ha indicado a su militancia que el objetivo es ganar unas 300 alcaldías y al menos siete gobernaciones, meta por la que ya comienzan a trabajar y buscar sus mejores piezas.

Pero más allá de las estrategias de los opositores y del MAS, lo importante será que ambos presenten candidatos idóneos, dispuestos a trabajar y transformar los municipios y departamentos, y no cualquier político que solo busca llegar al cargo para beneficio personal, se llene los bolsillos a costa de la población o dé pegas a sus amigos, parientes o militantes. Los municipios y las gobernaciones necesitan cambios.

Por otra parte, tener pocos candidatos no solo coadyuva a no dispersar el voto, sino que también permite al elector conocerlos mejor y dar su respaldo en las urnas al que, según su criterio, tiene la mejor propuesta.