Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 04 de agosto de 2020
  • Actualizado 09:20

Basta de egoísmo  y cálculo político

Basta de egoísmo  y cálculo político

Cochabamba es el cuarto departamento con más casos positivos de coronavirus en el país; hasta el domingo registró 4.199 contagiados. La situación se torna cada vez más preocupante.

El jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, dijo que, tomando en cuenta varios estudios y debido al "comportamiento" de la población, Cochabamba y La Paz son los departamentos con más tendencia a "duplicar" los casos positivos.

De hecho, en los últimos días se registraron más casos de personas con el mortal virus, pero no solo eso, también se observa que varias personas están muriendo en plena vía pública, aparentemente porque no logran ser atendidas en un centro de salud.

Mientras los cochabambinos pasan un verdadero vía crucis para conseguir una prueba rápida que les confirme o niegue que son potadores de la COVID-19 o los familiares peregrinan por un espacio para que sus seres queridos muertos sean cremados o enterrados, las autoridades nacionales, departamentales y municipales, que son de diferentes organizaciones políticas, trabajan cada una por su lado, cuando lo que se necesita es que todas aúnen esfuerzos y busquen soluciones concretas, no meras promesas. Esta no es la primera vez que se denuncia esa falta de coordinación; ni el clamor de la gente ni los muertos, lamentablemente, las hace reaccionar y admitir que se equivocaron.

¿Será que es tan complicado sentarse a coordinar y dejar de lado los colores políticos? Las muertes en las calles y los cadáveres que están más de una semana sin ser enterrados no sensibiliza a las autoridades. Es inadmisible creer que pese al incremento de los casos y tantas necesidades de personal, insumos e infraestructura, los gobernantes de los tres niveles no se pongan de acuerdo y dejen de lado cualquier tipo de interés y piensen en la salud de los cochabambinos.

Otra muestra de la falta de coordinación es que, hasta el momento, no se logra habilitar el centro para que sean aislados los casos positivos en la Feicobol.

El Gobierno gestionó las camas y algunos equipos, los empresarios están viendo el tema de servicios básicos y otros, y la Alcaldía también está apoyando, pero, pese a que hay un gran avance, aún falta la firma de un convenio interinstitucional para que entre en funcionamiento. Mientras tanto, decenas de personas que son portadoras del virus están en sus casas cumpliendo con el aislamiento, de seguro, muchas ni siquiera lo hacen de manera adecuada porque no tienen las condiciones de espacio, y están poniendo en riesgo a sus familiares.

Es hora de que las autoridades dejen de lado el egoísmo y los cálculos políticos. Ahora más que nunca, Cochabamba necesita de la unión, coordinación y esfuerzo de todos para vencer a la COVID-19. También es primordial que los cochabambinos sean responsables con las medidas de bioseguridad, uso de barbijo, respetar la distancia de al menos un metro y medio entre una y otra persona, y el lavado constante de las manos.

 

Reacción 

Es hora de que las autoridades de los tres niveles dejen de lado el egoísmo y los cálculos políticos. Ya perdieron valiosos tres meses, es hora de que reaccionen y vean la cruel realidad de los cochabambinos.