Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 23:08

Bajas médicas, sin burocracia

Bajas médicas, sin burocracia

Ante el incremento casi descontrolado de los casos de coronavirus en el país, especialmente desde los primeros días de enero de este año, el Gobierno aprobó dos medidas que buscan reducir los contagios. Que las pruebas realizadas en laboratorios privados sean válidas para conseguir la baja médica y que la misma pueda ser tramitada en línea, es decir, sin la necesidad de que el asegurado esté presente en las oficinas de la seguridad social a corto plazo.

A partir de estos dos instructivos, está en manos de los seguros de salud a corto plazo allanar el camino para tramitar las bajas. Eso implica que las cajas de salud deben dejar de lado la mala burocracia y facilitar el trámite a los pacientes que han enfermado con coronavirus.

Las entidades aseguradoras de salud deben tener listo el sistema digital para dar curso a las bajas por vía correo electrónico o WhatsApp y, además, contar con personal capacitado que pueda atender al mayor número de asegurados, sin errores y en el tiempo más breve posible.

Desde la Caja Nacional de Salud, por ejemplo, se informó que como entidad aseguradora ya aplicaban este sistema de bajas virtuales, como proyecto piloto, antes de que la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social a Corto Plazo (ASUSS) anunciara esa instrucción.

Los otros seguros de salud deben proceder de la misma forma, pero no solo en teoría, sino en la práctica, porque extender las bajas por vía digital evita que el asegurado forme colas interminables por varias horas y permite que se corte la cadena de contagio. El asegurado podrá, entonces, aislarse inmediatamente en su hogar para recuperarse, o en el hospital si así lo amerita la situación.

Porque si una persona positiva al coronavirus tramita su baja en forma presencial, lo más probable es que afecte con el virus a quienes no estén con la enfermedad, por lo que la cadena de contagio no se podrá cortar como es el objetivo de las autoridades de salud y de todos en general.

En esta situación de emergencia sanitaria, los seguros de salud tienen que disponer todo su empeño y recursos materiales y humanos para que se cumpla a pie juntillas esta disposición que busca que ya no se contagie más gente con esta enfermedad que en el país, lamentablemente, ha dejado cerca de 20 mil personas fallecidas.

En lo que sí debe coadyuvar el Servicio Departamental de Salud es en publicar de forma permanente la lista de los laboratorios privados autorizados en los que las personas con sospecha o síntomas de COVID puedan hacer sus pruebas, de modo que no sean rechazadas cuando tramiten sus bajas médicas mediante sus empresas.

Con esta y otras medidas se podrá reducir el número de contagios. Este trabajo está ahora en manos de las aseguradoras de salud.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad