Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 11:20

No bajar la guardia ante la quinta ola

No bajar la guardia ante la quinta ola

Las cifras ya preocupan en Cochabamba. En solo una semana, los casos positivos de coronavirus se duplicaron, de 206 a 420, según información que proporcionó el fin de semana el Servicio Departamental de Salud (SEDES).

Este dato debe llamar la atención no solo de las autoridades de salud, sino también de la población en general, toda vez que desde el Gobierno se alertó que el país está ingresando a la quinta ola de la pandemia, lo que implica que los casos nuevos de coronavirus irán en aumento cada día.

El único alivio es que no se registraron en Cochabamba muertes por esta enfermedad, en las últimas semanas, por lo menos no oficialmente.

Ante el aumento de contagios, desde el Ministerio de Salud se recomienda en forma insistente en que todas las personas que aún no han recibido las vacunas anticovid acudan a los centros habilitados para este fin, además de guardar las medidas de bioseguridad y no bajar la guardia, por lo menos por ahora.

Solo para recordar, las personas deben seguir usando en forma correcta el barbijo cuando se encuentran en espacios públicos donde hay aglomeración de personas, llevar alcohol para desinfectarse, lavarse constantemente las manos con agua y jabón y mantener el distanciamiento social.

Asimismo, las personas deben evitar, en lo posible, las aglomeraciones y si tienen que estar en una, permanecer todo el tiempo con barbijo.

Pero eso no ocurre siempre, lamentablemente, muchas personas son parte de fiestas en locales y en espacios públicos sin llevar barbijo, como deberían.

Eso, por ejemplo, ocurrió en el convite por la Fiesta del Gran Poder que se realizó el fin de semana en la ciudad de La Paz, donde no solo se observó consumo de alcohol, sino que muchos de los bailarines y el público asistente no llevaban barbijo.

Las aglomeraciones por cualquier motivo se convierten en espacios donde se incrementa el riesgo de contagio con el coronavirus, más aún si no se porta barbijo.

La gente no se preocupa de llevar barbijo en los vehículos de transporte público o lo tienen mal puesto, por debajo de la barbilla, es decir que no les protege nada.

Asimismo, en los mercados la gente ha dejado de usar el barbijo, el cual es un implemento aún necesario porque disminuye el riesgo de contagio y, por ende, sirve para precautelar la vida de las personas.

Si la población continúa con el relajamiento de las medidas de bioseguridad, lo más probable es que, como han previsto las autoridades de salud, se confirme el inicio de la quinta ola, lo que (esperemos que no suceda) puede complicar al sistema de salud del país. Evitar que suceda este extremo es sencillo si se cumplen las recomendaciones de las instancias de salud.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad