Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 09 de marzo de 2021
  • Actualizado 02:29

Autoridades sin tinte político

Autoridades sin tinte político

Cochabamba necesita autoridades que trabajen por su desarrollo económico y social, sin importar de qué partido o agrupación ciudadana sean. Ese es el pedido de sectores de la población. Tras conocerse las últimas encuestas de intención de votos, la situación sobre los posibles ganadores en el departamento, tanto para la Gobernación como para la Alcaldía de Cochabamba, está, aparentemente, definida. Humberto Sánchez, del MAS, está con 36,7%, para el gobierno departamental; y Manfred Reyes Villa, de Súmate, lidera con 52% para el municipio.

Analistas políticos y ciudadanos de a pie auguran que, de confirmarse estas encuestas el domingo 7 de marzo, día de las elecciones subnacionales, empezarán las fricciones entre la autoridad municipal y la departamental, porque pertenecen a partidos antagónicos que ya durante la campaña electoral se han lanzado mutuamente críticas ácidas con el fin de descalificarse.

Empero, más allá de esta rivalidad enconada y las acusaciones de por medio, la población que vive en el municipio de Cochabamba espera que estos desacuerdos no priven a esta ciudad de su desarrollo. Al contrario, la esperanza de los barrios y distritos es que ambas autoridades, haciendo a un lado los intereses de grupo, trabajen por el bienestar de la Llajta.

Cochabamba tiene múltiples problemas, entre ellos la recurrente escasez de agua potable, el conflicto del botadero de K'ara K'ara, la contaminación ambiental, el congestionamiento vehicular y sus calles sumamente deterioradas.

Por lo tanto, no hay espacio para peleas entre autoridades, lo que se requiere es trabajo, sin pausa. No hay espacio para mezquindades ni rivalidades políticas. Las autoridades que asuman los cargos en los diferentes municipios y en el gobierno departamental tienen la obligación de trabajar por todos los estantes y habitantes del departamento, y en este caso concreto por los que viven en el municipio de Cochabamba.

La mejor inversión que puedan hacer estas autoridades, y por qué no decir la mejor campaña anticipada para una futura elección, es un trabajo comprometido a favor de la población, con resultados concretos, olvidando los colores políticos.

Hay temas importantes y necesarios que deben ser encarados entre la Alcaldía y la Gobernación, por ejemplo, el de salud, porque una instancia construye la infraestructura y la otra se ocupa de los ítems y el equipamiento.

Proyectos como los de la basura, el agua potable, que además de requerir la participación de varios municipios, necesita también el concurso de la Gobernación.

Es difícil que dos sectores antagónicos trabajen sin anteponer las rencillas, pero la población no pierde esa esperanza, de ver a sus autoridades trabajando codo a codo.

Obligación

No hay espacio para mezquindades ni rivalidades políticas. Las autoridades que asuman los cargos tienen la obligación de trabajar por todos los habitantes del departamento.