Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 21:20

¿Y si las autoridades se rebajan los sueldos?

¿Y si las autoridades se rebajan los sueldos?

Hace unos días, el concejal cruceño por el Movimiento Al Socialismo (MAS) José Quiroz planteó que las autoridades de los distintos niveles de gobierno se rebajen los salarios a 5.000 bolivianos.

La propuesta de Quiroz puede parecer algo descabellada y hasta demagógica, pero que seguro a más de una autoridad del sector público le llamó la atención. Sin embargo, ¿por qué no tomar en cuenta, más  si en el país hay miles de personas que apenas ganan el mínimo nacional e incluso menos, o hay quienes ni siquiera tienen un empleo fijo?

Si bien el monto que plantea el concejal podría ser diferente, una rebaja en los salarios de las máximas autoridades, así se trate de 100 bolivianos, podría facilitar un ahorro sustancial en las instituciones públicas, que hoy más que nunca requieren de recursos para atender las múltiples demandas de la población.

Si bien el aumento salarial de 3% al haber básico solo será para el sector de Salud y Educación, dictado por el gobierno tras una reunión con dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB), esta medida no es suficiente para contar con mayores recursos para seguir cubriendo los elevados sueldos de las altas autoridades, como senadores, diputados, ministros, viceministros, entre otros.

Ahora bien, tampoco se puede negar que la reciente decisión del gobierno es un gran avance. Sin embargo, se requieren de otras medidas para lograr mayores ahorros.

La situación económica del país no es de las mejores y eso lo  saben todos; la pandemia de la COVID-19 ha generado grandes pérdidas y ha disminuido los ingresos del mismo Estado y ni qué decir de las empresas privadas, que claman auxilio para sobrevivir y rechazan el nuevo incremento salarial. Aunque de a poco la economía va reactivándose, esta todavía no está para otorgar incrementos salariales sustanciales como en el pasado, cuando las autoridades se beneficiaron del 5, 8 e incluso 10% de aumento. 

El gobierno nacional  debe pensar en alternativas de ahorro y una de ellas es la rebaja de salarios a altas autoridades, quienes cobran casi puntualmente su sueldo, situación que no ocurre en varias empresas y microempresas de Bolivia, donde lamentablemente se arrastran deudas a trabajadores no uno sino de varios meses.

Ahora, seguramente, con el incremento salarial en el sector privado, al que sí se le impone elevar el 3% o negociar sobre la base de ese porcentaje, la situación de muchas empresas se hará cuesta arriba. 

La Central Obrera Boliviana no debería descartar el planteamiento que hace el concejal Quiroz, dejando de lado su clásica propuesta de incremento salarial. Es importante que, alguna vez, haga números y realice una lectura real de la economía boliviana.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad