Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 16:34

Auditorías del manejo público

Auditorías del manejo público

La desconfianza y decepción de los bolivianos hacia la administración pública ha aumentado en los últimos años, dado los constantes descubrimientos de hechos de corrupción cometidos en anteriores gestiones gubernamentales e, incluso, en la del actual Gobierno transitorio, con el reciente caso de ENTEL. 

La falta de control y de supervisión de los recursos de las arcas públicas sigue dando lugar a que algunos malos administradores temporales cometan actos irregulares y que se beneficien con dinero que es de todos.

Las bolivianas  y los bolivianos demandan transparencia, responsabilidad y confiabi- lidad en la administración pública, además exigen a los gobernantes el cumplimiento de los principios de economía, eficacia y eficiencia en el manejo de los recursos del Estado. Ambas peticiones se complementan con la solicitud de  tener mayor información sobre el manejo de los recursos del Estado.

En este contexto, ante el descubrimiento de los malos manejos efectuados por el exgerente de ENTEL, Elio Montes —quien permaneció 82 días en el cargo y ahora es acusado por el delito de enriquecimiento ilícito—, el  ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias, instruyó que se realicen auditorías técnicas y financieras de todas las reparticiones dependientes de su Ministerio, en los últimos 90 días.

Cabe recordar que esta cartera de Estado tiene tres viceministerios y maneja entidades como la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), Boliviana de Aviación (BoA), la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), la Agencia Estatal de Vivienda (AEVivienda) y  la Empresa Estatal de Transporte por Cable Mi Teleférico.

La decisión de impulsar las auditoría debería concretarse lo antes posible, puesto que, a través de estas se podrá verificar y controlar la gestión pública. Y, en caso de encontrar indicios o actos que denoten corrupción, subsanar o sancionar las irregularidades.

Es importante que los resultados de estas auditorías se hagan públicas tras su conclusión, puesto que la ciudadanía tiene todo el derecho de conocer cómo se están manejando los recursos económicos de determinada empresa o entidad estatal.

Las auditorías gubernamentales de períodos cortos deberían volverse una norma para los próximos gobiernos; de esta manera, la ciudadanía estará más informada de los asuntos públicos y podrán ejercer un mayor control. 

Investigación Las auditorías deberían concretarse lo antes posible, ya que a través de estas se podrá verificar y controlar la gestión pública, y establecer posibles casos de corrupción.