Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:06

Auditoría en Derechos Reales

Auditoría en Derechos Reales

Tres personas podrían perder sus viviendas debido a irregularidades cometidas en oficinas de Derechos Reales, que se refieren a la manipulación de documentos, según la denuncia del abogado de las víctimas que hicieron público este hecho la semana pasada.

La denuncia apunta a que algún funcionario (o varios) de esta repartición habría manipulado datos para perjudicar a sus clientes y beneficiar a terceras personas. El Consejo de la Magistratura reaccionó inmediatamente e indicó que, ante cualquier denuncia, verbal o escrita, se realizará el seguimiento que corresponda.

Esta no es la primera vez que se observa el trabajo de la oficina de Derechos Reales, motivo por el cual las instancias que tienen la obligación de fiscalizar a esta entidad, tal es el caso del Consejo de la Magistratura, deben iniciar la investigación que corresponde hasta encontrar a quienes manipularon los documentos o, en su caso, descartar que se hayan cometido irregularidades.

El abogado de las tres víctimas instó a otras personas que se vieron perjudicadas con alguna irregularidad en Derechos Reales a hacer la respectiva denuncia, con el fin de que se puedan destapar más casos.

La propiedad privada y su registro en Derechos Reales es un tema sensible para las familias, porque se trata de su más importante patrimonio, por lo que no se puede poner en riesgo el mismo.

La peor pesadilla de una familia, que ha trabajado una vida para tener un bien inmueble, es perder su techo por algún tema económico y, peor aún, si se trata de alguna irregularidad o delito cometido en una instancia que debe cuidar el derecho propietario de todos los habitantes de un determinado territorio, es decir, brindar seguridad jurídica para todos los que cumplen a cabalidad las normas.

Por eso es imprescindible que Derechos Reales se haga eco de esta denuncia e investigue hasta llegar al fondo del asunto, porque no se puede permitir que funcionarios sean cómplices de la comisión de delitos.

Estas personas, si se comprueba que están involucradas en actos contrarias a las leyes, no solo deberán ser retiradas de Derechos Reales, sino también procesadas con todo el peso de la ley, porque la propiedad privada es un tema sumamente sensible y no se puede permitir que una familia o varias queden en la calle por angurria de algunas personas que se prestan a ser cómplices de delitos por factores económicos.

Es más, el Consejo de la Magistratura deberá, si es que hay más casos, iniciar un proceso de auditoría para revisar cómo marcha esta entidad que tiene la obligación de velar para brindar tranquilidad a las familias y no para quitarles las propiedades que les costó una vida de sacrificio.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad