Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:15

Ataque al contrabando y a contrabandistas

Ataque al contrabando y a contrabandistas

El contrabando es una de las actividades ilícitas que mayores problemas y pérdidas genera al país. Pese a que en los últimos años se innovaron los sistemas de control y se aprobaron leyes más fuertes para sancionar a los contrabandistas, lamentablemente, no hay avances importantes.

Un informe dado a conocer esta semana da cuenta de que entre marzo de 2018 a la fecha, cuatro militares murieron en manos de los contrabandistas, mientras que otros 62 quedaron heridos, de ese número dos están ciegos y seis terminaron postrados en silla de ruedas.

Todos los fallecidos y lesionados pertenecían al Comando Estratégico Operacional (CEO), unidad estratégica que fue creada el 20 de junio de 2018 precisamente para luchar contra ese flagelo.

En marzo de 2018, el gobierno del expresidente Evo Morales creó el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando y, desde ese momento, el brazo operativo es el CEO.

El negocio del contrabando mueve centenares de millones de dólares y lamentablemente llega a corromper a algunas autoridades, quienes permiten operar sin ningún tipo de restricciones y riesgos. Sin embargo, cuando los contrabandistas son detectados por los efectivos encargados de los controles, muchas veces los enfrentan con armas de fuego o, como ha sucedido en reiteradas ocasiones , incendian los camiones cargados con la mercadería ilícita.

Existen varias razones para que el contrabando no sea erradicado. Una de ellas es que mientras existan compradores el negocio permanecerá, así como ocurre con las drogas. A eso se suma el hecho de que cada vez los contrabandistas son más hábiles para evadir los controles, y las amplías fronteras que tiene Bolivia con los países vecinos permite habilitar pasos por cualquier lado.

En mayo de 2017, la expresidenta de la Cámara de Diputados Gabriela Montaño señaló que el país perdía más de 1.900 millones de dólares al año por el contrabando y que el 70% de la mercancía ilegal ingresaba por la frontera con Chile.

Un año antes, en junio de 2016, los empresarios dieron a conocer un estudio en el que concluyeron que el contrabando mueve unos 2.213 millones de dólares al año.

En estos momentos en que el país se bate en una profunda crisis económica urge que  el gobierno realice todos los esfuerzos para frenar el ingreso de mercadería ilegal; eso pasa por fortalecer con personal y equipamiento a las instituciones encargadas del control fronterizo, y endurecer las sanciones para los contrabandistas. Este delito es sancionado con privación de libertad de seis a diez años.

Los productores y empresarios nacionales necesitan apoyo del gobierno para que les brinde las condiciones necesarias para seguir trabajando, y de los ciudadanos para que compren lo hecho en Bolivia y no se decanten con artículos que vienen de fuera por vía contrabando.

Fortalecimiento

El gobierno debe potenciar con personal y equipamiento a las instancias encargadas de luchar contra el contrabando.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad