Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 08:50

Arce y el reto de gobernar para todos

Arce y el reto de gobernar para todos

Luis Arce Catacora y David Choquehuanca  asumen hoy el mando de Bolivia por los próximos cinco años. Lo hacen con el respaldo mayoritario de los bolivianos, que el 18 de octubre dieron su apoyo para que el Movimiento Al Socialismo (MAS) vuelva a gobernar, pero está vez de la mano del exministro de Economía.

El binomio que logró el 55.1% de los votos recibe un país sumido en una profunda crisis económica provocada, principalmente, por los conflictos derivados de la anulación de los comicios de octubre de 2019 y por el coronavirus que paralizó el país total y parcialmente por más de cinco meses.

Pero la económica no solo será uno de sus mayores retos, sino también la salud, porque aún sigue la amenaza del coronavirus, además,  deberá definir qué pasará con la gestión educativa 2021 e implementar acciones para generar fuentes de empleo.

A esas tareas, se suma el hecho de que Arce y Choquehuanca están poco menos que obligados a trabajar para lograr la reconciliación entre los bolivianos y superar las fracturas que se han profundizado en los últimos tiempos.

El nuevo Presidente dio algunas señales alentadoras tras conocer que había ganado las elecciones, y señaló que gobernará para todos los bolivianos sin exclusión y que buscará la concertación.

Si bien existe una infinidad de tareas que deben ser asumidas por los gobernantes, sin lugar a dudas, el económico es el prioritario.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha señalado que debido al coronavirus se produjo un decrecimiento del  -11.11% del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre de la presente gestión.

Sin embargo, el Índice Global de Actividad Económica (IGAE), indicador que explica el comportamiento de la producción en el corto plazo, mostró a julio una recuperación en la economía  y alcanzó un -10.48%.

Por su lado, la Organización de Naciones Unidas (ONU) advirtió que la crisis de la COVID-19 amenaza la sostenibilidad de los logros sociales de la última década, lo que expone a la clase media a recaer de nuevo en la pobreza, que descendió de 38.2%, en 2005, a 15%, en 2019.

El electo Presidente ya ha manifestado que superar la crisis económica demandará entre un año y medio a dos. También anunció algunas medidas como la creación de un impuesto a la riqueza, por ejemplo.

Arce y Choquehuanca comienzan a escribir una nueva página en la historia del país y para eso necesitarán del concurso de todos los bolivianos para superar los innumerables problemas que encontrarán al asumir el poder. Llegó la hora de que todos demuestren el compromiso que tienen con Bolivia. 

 

Compromiso

Los nuevos gobernantes necesitan del compromiso y respaldo de todos, para juntos avanzar hacia la recuperación del país.