Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 08:50

Arce, su gabinete y la austeridad

Arce, su gabinete y la austeridad

El presidente Luis Arce Catacora posesionó a sus ministros de Estado y les pidió que de forma inmediata hagan un informe sobre  la situación de los diferentes ministerios.   El Mandatario dijo que “teníamos que conformar un gabinete a la altura de estos desafíos. Hora que pasa, nos enteramos de la patética situación de nuestro Estado. No solo es reactivación, sino reconstrucción de la economía. Por eso hemos traído a lo mejor que podíamos traer”.

Los ministros tienen formación política en el Movimiento Al Socialismo (MAS);  son profesionales en diferentes ramas y tienen experiencia en el manejo de la cosa pública.

También destaca el hecho de que de las 16 nuevas autoridades, solo tres son mujeres.

Tras conocer que el MAS había ganado las elecciones el 18 de octubre, el Presidente anticipó que para su primer gabinete escogería a jóvenes profesionales que estén comprometidos con el país y, obviamente, con el proceso de cambio. Ahora, se ve que cumplió lo anunciado, porque todos los que fueron posesionados no ocuparon ninguna cartera de Estado en los 14 años de gobierno del expresidente Evo Morales.

Con la designación de los ministros, Arce está dando una buena señal no solo porque es gente “nueva”, sino porque escogió a profesionales y técnicos de varias regiones del país, lo que será muy beneficioso cuando el Ejecutivo tenga que coordinar el trabajo con los gobiernos departamentales y municipales, además, con las organizaciones sociales.

En el gabinete hay ministros que fueron parlamentarios como es el caso del cochabambino Edmundo Novillo (ministro de  Defensa) que fue, incluso, presidente de la Cámara de Diputados durante cuatro años, y Edgar Montaño (ministro de Obras Públicas), que también fue diputado por Santa Cruz.

Varios analistas “ven con buenos ojos” al nuevo gabinete y destacan la juventud y la formación académica y política que tienen.

Como era de esperarse, varios opositores  cuestionaron a los ministros y no les auguraron una buena gestión.

El líder de Unidad Nacional (UD), Samuel Doria Medina, por ejemplo, observó al canciller Rogelio Mayta Mayta, porque “no tiene experiencia” para desempeñar un cargo tan importante.

El desafío para los ministros es grande, porque tienen que trabajar en políticas de Estado para paliar y superar la profunda crisis económica que vive Bolivia. 

También deben impulsar acciones para desterrar la discriminación y fomentar la inclusión como la base principal de la gestión de Arce - Choquehuanca, tal como lo han prometido al asumir el mando del país.

El trabajo y el compromiso será gravitante, más aún ahora que, según el  Presidente, se impondrá la austeridad.

 

Compromiso A los nuevos ministros les espera un arduo trabajo y tendrán que estar comprometidos con la gestión del Presidente y el país.