Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 19:30

Apertura y concertación entre Arce y 10 alcaldes

Apertura y concertación entre Arce y 10 alcaldes

El diálogo, la buena predisposición y la voluntad política son las mejores herramientas para concertar sobre problemas comunes que atingen a una región o a un país. Y así lo entendieron los alcaldes de las nueve ciudades capitales del país, más El Alto, y el Gobierno tras una reunión en la que cada parte expuso sus observaciones y propuso soluciones.

La reunión, que se llevó a cabo el pasado martes, arribó, por lo menos en una primera instancia, a buen puerto. El Gobierno y los alcaldes acordaron coordinar labores en mesas de trabajo, respecto a la Ley 1407, de Plan de Desarrollo Económico y Social.

A partir de este primer acuerdo, es responsabilidad de estas autoridades que la concertación siga avanzando y se plasme en proyectos concretos, por el bien de la población que espera una pronta reactivación económica para mejorar su calidad de vida.

Los alcaldes, gobernadores y autoridades del Gobierno central están obligados a concertar entre ellos con el único objetivo de lograr avances en la economía, la salud, la educación, la ciencia y todos los campos posibles, porque fueron elegidos para esa tarea, por lo que deben dejar de lado sus intereses partidarios y sus colores políticos.

Cuando los participantes de un encuentro acuden con buena predisposición es más sencillo llegar a puntos de coincidencia, conformar equipos de trabajo y hallar las soluciones más prácticas y beneficiosas para todos.

Y así como se logró concertar en un tema que parecía bastante complicado, se debe trabajar de la misma manera en otros proyectos que traen más de un dolor de cabeza a las mismas autoridades.

Tras la reunión de este martes, el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, afirmó que la Ley 1407 no incide en las autonomías y calificó el encuentro como “altamente positivo”.

A partir de este encuentro, las alcaldías y el Gobierno trabajarán desde la próxima semana en tres mesas de trabajo: en el aspecto económico, planificación y salud. El tercer componente es particularmente importante, toda vez que el país está ingresando en una cuarta ola de la pandemia del coronavirus y se necesita llegar con la vacunación, si es posible, al 100% de la población vacunable, además de fortalecer los centros hospitalarios, con énfasis en las unidades de terapia intensiva.

El país necesita estar preparado para cualquier contingencia sanitaria, o económica, lo que se conseguirá solamente si las autoridades, sin importar su tendencia política, hablan un mismo idioma y trabajan pensando en el bienestar de la mayoría.

Esperemos que el primer acuerdo logrado se ratifique con la labor de las tres mesas de trabajo y se consolide en proyectos, y que la concertación lograda no sea solo para la foto de primera plana.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad