Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 04 de agosto de 2020
  • Actualizado 09:41

Un año después del 20-O

Un año después del 20-O

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidió postergar las elecciones generales para ‪el 18 de octubre‬. Será casi un año después de los polémicos comicios anulados del histórico ‪20 de octubre‬, elecciones que acabaron con los 14 años del MAS en el poder, el inicio de una convulsión social que dejó muertos y heridos, y llevó a una mujer a gobernar el país.

La decisión de la nueva fecha electoral fue asumida por el TSE, tomando en cuenta, según su presidente Salvador Romero,  “consideraciones de orden científico, legal y sociopolítico”. Dichos argumentos, aparentemente no fueron tomados en cuenta en su real magnitud cuando el máximo ente rector electoral se reunió con organismos internacionales y fijó anteriormente ‪el 6 de septiembre‬ como día de los comicios generales.

No cabe duda que el maldito virus se sigue expandiendo en Bolivia y matando a miles de bolivianos, y la aglomeración de personas puede resultar caldo de cultivo para que más personas se contagien del coronavirus y hallen un fatal desenlace. En esa línea parece actuar ahora el Órgano Electoral, lo cual es destacable.

Sin embargo, tampoco se debe desconocer el descontento que existe sobre el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, que en los prolongados meses que lleva en el poder ha tenido muchos desaciertos, entre ellos escandalosos casos de corrupción. Esos hechos y otros impulsan a exigir un cambio o consolidar un Gobierno electo en las urnas. No hay que dejar de lado, los intereses que tienen los políticos por controlar el poder.

Con todo, y como era de esperarse, las reacciones de los políticos en carrera electoral no se hicieron esperar. Algunos apoyan la determinación del TSE, es el caso del candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, y Juntos de la presidenta – candidata Jeanine Áñez; Creemos de Luis Fernando Camacho rechaza esa decisión porque considera que debe convocarse a elecciones cuando haya pasado la pandemia.

Desde Argentina, el expresidente y líder el Movimiento Al Socialismo, Evo Morales, señaló que “una postergación en la fecha solo perjudicará al pueblo por la ingobernabilidad que se observa, la pandemia sin ningún control y la crisis económica".
Los comicios para elegir al Presidente o Presidenta que gobernará Bolivia por los próximos cinco años no se realizan desde ‪el 20 de octubre‬ del año 2019, cuando se acudió a las urnas, pero, tras un informe técnico de la Organización de Estados Americanos (OEA) se concluyó que hubo fraude y fueron anuladas.

Luego de que asumió la presidencia Jeanine Áñez, las nuevas autoridades del TSE determinaron convocar a elecciones el 3 de mayo, sin embargo, debido a la pandemia del coronavirus y riesgo para los electores, se volvió a suspender el proceso electoral. Después de un acuerdo entre las organizaciones políticas con la participación de la Unión Europea y la Organización de Naciones Unidas, el Tribunal Electoral determinó convocar a elecciones ‪el 6 de septiembre‬. Ahora, nuevamente, se postergan.