Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:51

Ahorro en vuelos y vivienda

Ahorro en vuelos y vivienda

El presidente Luis Arce Catacora sorprendió el viernes a los ciudadanos que esperaban su vuelo en el aeropuerto de El Alto. Como cualquier otro viajero, hizo fila para que le entreguen su pase a bordo.

Varios ciudadanos aprovecharon para pedirle una foto para el recuerdo y el Mandatario accedió sin ningún problema.

Cuando un periodista le preguntó las razones por las que no utiliza el avión presidencial, la respuesta del Presidente fue muy clara: “un vuelo de esos nos cuesta mucha plata”.

Pero, no era la primera vez que el Jefe de Estado se desplazaba en un vuelo comercial, fue la segunda  y coincidentemente a Cochabamba.

Esa decisión de la máxima autoridad del país es digna de resaltar, porque aparentemente busca ahorra miles de bolivianos a las arcas del Estado, cosa que no sucedía en el pasado.

Cuando el Mandatario asumió la Presidencia, hace poco menos de un mes, dijo que la situación económica de Bolivia estaba muy complicada y que su gestión sería austera.

La determinación del Presidente dista mucho de la que tenía su antecesor, Evo Morales, quien no solo usaba el avión presidencial para viajes al exterior, sino que también lo hacía para desplazarse dentro del territorio nacional. Asimismo, usaba helicópteros de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) para que lo lleven de la Casa Presidencial (zona de San Jorge) a la Casa Grande del Pueblo (en el centro de La Paz).

Otra buena señal de austeridad que está dando el Mandatario es que tampoco está usando la vivienda destinada al Jefe de Estado, continúa viviendo en su domicilio particular. La razón es el ahorro de dinero.

En 2017, el presupuesto asignado al avión presidencial, un Dassault Falcon 900 EX Easy, que le costó a Bolivia 38.7 millones de dólares, fue de 20.372.358 bolivianos, por lo que disponía de 55.814 bolivianos al día. En 2019, la asignación fue casi la misma. 

Se conoce que la hora de vuelo de un avión similar al presidencial supera los 6.000 dólares. Tomando en cuenta esas cifras, está más que claro que la decisión del presidente Arce es muy destacable y, de seguro, contará con el respaldo de oficialistas y opositores.

Esperemos que ese tipo de determinaciones las plasme en varias áreas del gobierno, donde existen gastos excesivos que podrían ser recortados. Asimismo, se espera que este ahorro sea permanente y no temporal. Si se va ahorrar, que se ahorre contínuamente y que todos hagan de la misma forma que Arce. Bolivia está sumida en una profunda crisis económica y necesita del concurso de todos.

Ahorro

El país está sumido en una profunda crisis económica, por lo que el ahorro de recursos debe darse en todo el gobierno.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad