Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:51

211 años de Cochabamba y las tareas pendientes

211 años de Cochabamba y las tareas pendientes

Han transcurrido 211 años desde el primer grito libertario de Cochabamba, y desde esa fecha hasta la actualidad el departamento ha dado pasos importantes en su desarrollo social y económico, pero con desafíos aún pendientes para mejorar la calidad de vida de sus 2 millones de habitantes que viven en los diferentes pisos ecológicos.

Y si bien el 40% (aproximadamente) de esta población se encuentra en el municipio de Cochabamba (provincia Cercado), las demás regiones son también importantes para que se las tome en cuenta cuando se diseñan, elaboran y aprueban proyectos de desarrollo.

Cochabamba es un departamento que tiene el privilegio de contar con diversos pisos ecológicos en sus 55.631 kilómetros cuadrados, con 47 municipios pujantes que trabajan cada día para lograr un desarrollo sostenible.

En el municipio de Cochabamba, el alcalde Manfred Reyes Villa anunció que en lo que queda de esta gestión no se ejecutarán las denominadas obras estrella, que fueron diferidas para 2022, y en su lugar este año se entregarán proyectos pequeños que beneficiarán a los barrios de los diferentes distritos.

Cochabamba, decíamos, tiene un sinfín de tareas pendientes para convertirse en una ciudad bien planificada, en la que convivan en armonía ciclistas, peatones y conductores de vehículos motorizados. 

La Llajta debe hacer honor a su nombre y ser una ciudad en la que predominen los árboles, las áreas verdes y lagunas como Alalay y Coña Coña, en Cercado, sin perder de vista los atractivos naturales que hay en municipios como Vacas, Arani, Tiquipaya, Tiraque, Punata, Villa Tunari, Mizque, solo por citar algunos.

Mitigar la contaminación del aire, la tierra y el agua es uno de los principales desafíos que está pendiente de resolverse desde hace más de una década y que hasta la fecha no se logra solucionar.

La escasez de agua potable, el caos vehicular, el incipiente sistema de recojo de basura, la precaria red de distribución de agua potable y un deficiente alcantarillado son algunos problemas que aquejan a los municipios del eje metropolitano, para lo cual se requiere una fuerte inversión de recursos económicos, pero, sobre todo, proyectos viables que resuelvan estas asignaturas pendientes.

Cochabamba es una región privilegiada porque en sus tres pisos ecológicos se puede cultivar una gran variedad de alimentos, además de explotar en forma sostenible recursos como los minerales para generar ingresos que sean invertidos en escuelas y hospitales.

Si se logra resolver las deficiencias que todavía se presentan en los servicios básicos, se habrá dado un paso importante en el mejoramiento de la calidad de vida de los 2 millones de habitantes que tuvieron el privilegio de nacer en esta tierra o aquellos que por diferentes circunstancias fueron acogidos por Cochabamba.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad