Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 17:16

Viva el 1ro de mayo

Viva el 1ro de mayo

La masacre de Chicago no puede ser recordada este año como un año más. El 1 de mayo del 2020 no imaginábamos lo que aún tendríamos que vivir en la mayor crisis de salud que soportarían varias generaciones en el mundo. Hoy sufrimos la pandemia de manera elocuente y vivimos  sus efectos e impactos. ¿Qué ha ocurrido con el trabajo a raíz  de la COVID? A raja tabla algunas respuestas: lockout, incremento del desempleo, reinventarse generando actividad de generación de ingresos de prestación de servicios, por ejemplo hacer delivery, teletrabajo. En la mayoría de los casos deterioro de las condiciones laborales y de beneficios, sobreexplotación y escasas perspectivas a futuro.

Revisemos uno de esos puntos. La pandemia nos ha precipitado al teletrabajo. Sí, pero según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) solo uno de cada cinco trabajadores tuvo que realizar su trabajo desde casa en 2020. Ese dato, muestra el alto grado de informalidad en el que viven millones de personas en el mundo.  Hay demasiados trabajos que no se pueden hacer desde casa. El propio Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido que la pandemia está devastando los mercados laborales de todo el mundo y que el teletrabajo no es para los pobres, los jóvenes y las mujeres.

Pero hay esos uno de cada cinco a los que la pandemia ha precipitado a la virtualidad y en esa medida vivimos el teletrabajo. Muchas aristas de análisis: No afecta de igual manera por género, otra vez las mujeres cargan con el mayor peso. 

Tampoco generacionalmente existen necesariamente beneficios, los millenials destacan la posibilidad de trabajar, declarativamente, pues a la hora de hacerlo no muestra diferencias. Las generaciones de los mayores cuestionan las posibilidades reales en cuanto a habilidades digitales y, por supuesto, está el tema de la conectividad. 

Lo que sin duda marca una diferencia de enfoque es el papel del empleado versus la del trabajador. Muchos trabajadores que inicialmente se volvieron reacios al teletrabajo hoy reclaman la necesidad de volver al mismo para preservar su salud. Los empleadores, en cambio, desmoralizados por el desempeño reclaman volver a la presencialidad laboral. 

Con el tema aún en debate, lo cierto es que quienes tienen el chance es quienes tienen trabajo. Para el resto es un tema lejano en el día del trabajador.

SERENDIPIA

DINO PALACIOS

Doctorante en Ciencias Políticas  y Jurídica

dpd777[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad