Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 16:13

El tiempo es veloz

El tiempo es veloz

Cuando comento con mis alumnos que en mi niñez no había fotocopias, no me entienden. Tampoco lo hacen cuando les digo que había solo un canal de televisión que “abría” su emisión a las 4 de la tarde y la cerraba a las 9 de la noche. Que solo cuando estuve en la universidad pude tener una computadora de escritorio que pagamos a cuotas porque su precio era muy elevado. Que me tocó enseñar a estudiantes de postgrado a utilizar el mouse y conectarse a la Internet cuando solo era posible hacerlo con módems y por llamada telefónica. En realidad creo que sí me entienden, pero como todas las viejas anécdotas, les aburren.

Para mi pasaron unos pocos años. ¡Si parece que fue ayer! Pero no son pocos ¿O sí? Es  relativo seguramente. Cien es mucho en algunas circunstancias y poco en otras. Sobre todo cuando se habla de tiempo o mejor aún de tiempo perdido.

Cómo no recordar a un querido amigo que atribulado por miles de obligaciones decía: ojalá hubiera en la bolsa de valores, la posibilidad de comprar tiempo; especialmente comprarles a todos aquellos que lo malgastan y desperdician de una manera alarmante. Cómo no recordarlo cuando veo a tanta gente “pegada” a su celular conectada a las redes sociales por horas.
Parece insólito en un mundo que se mueve a otra velocidad. Todo es ahora más veloz.  Los rumores viajaban a una velocidad “normal” diría yo cuando eran de boca a boca, hoy gracias a las redes sociales se multiplican a velocidades increíbles, seguramente superiores a la de la luz. Seguramente bien utilizado y con todos los recursos que hoy tenemos podríamos gozar de un mundo distinto.  Eso es lo que hicieron seguramente cientos de deportistas que compitieron en las Olimpiadas, usar bien el tiempo y la tecnología.

Y si retrocedemos o paramos un rato como en un film de ficción. ¿Pero cómo imaginar un mundo sin televisión por cable con 100 canales al menos y sin Wifi? La pregunta es: ¿y después qué viene?

Escuché una frase de esas que se hacen para preocupar a los jóvenes: No deberían preocuparte los que vienen detrás, porque el mismo camino lo están recorriendo miles que van delante de ti y están corriendo más rápido.

Como dice la canción “el tiempo es veloz, tu vida esencial”.

DINO PALACIOS
Doctorante en Ciencias Políticas  y Jurídica
[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad