Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 00:11

El loco no soy yo

El loco no soy yo

Duo es mi compañero, lo veo todos los días, sin falta.  Duo, que es mi profesor de inglés y es un búho, se ha visto envuelto en una crisis de reputación en TikTok luego de que fuera injustamente acusado de ser muy agresivo con sus notificaciones.  Para mí está bien y no me llamaría la atención sino fuera porque la campaña en su contra se ha vuelto “viral”. Naturalmente la app que me enseña inglés ha sabido responder y Duo ahora es el popular enamorado de #DuAlita (cantante danesa de pop muy famosa).

No, no me volví loco.  Me puse a navegar en las redes sociales buscando lo que parece estar en tendencia y esto es lo que me llamó la atención:

1. La reacción de un joven gringuito en una habitación de una residencia universitaria condenada por lo inadecuada y que se hace conocida como el “coach guy”. La historia es como sigue, más o menos. Su novia va a visitarlo desde lejos de sorpresa; cuando entra a la habitación  el chico está en el sillón acompañado de sus amigos y amigas, se para y la abraza tímidamente. Esa reacción ha generado que las redes se calienten con la historia y que sea “tendencia”.

2. Kyne (onlinekyne) es una drag queen que tiene más de 800.000 seguidores y enseña matemáticas complejas de una manera muy cool; desde resolución de ecuaciones hasta interpretación de gráficos. Más o menos de la misma manera por la cual L-Gante (Elian Valenzuela, joven rapero argentino) que respondiendo al pedido de una madre compuso una canción enseñando el abecedario que se hizo viral.

3. Las marcas también se están uniendo a TikTok. Algunas lo han hecho muy bien y otras muy mal. Tratando de entender las razones de por qué les fue muy mal, al parecer se debe a que son muy forzados y no salen a tiempo. La lógica del éxito en redes no está en la calidad de la producción. 

Hace poco vi una serie de un joven que se dedica a manipular en redes para hacer que algo se vuelva viral. Naturalmente es una trama que seguramente no supera a la realidad, pero que me hace pensar que detrás de todo eso que se vuelve viral, o de casi todo, hay una intencionalidad.

No, yo no me volví loco.  Es solo una muestra de cómo está ese otro mundo al que accedes con tu celular y con Internet.  Es eso lo que ocupa la mente de millones de humanos por horas.  El loco no soy yo, yo solo soy el alumno de Duo.

SERENDIPIA

DINO PALACIOS

Ciudadano

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad