Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 13:19

Déjame que te cuente

Déjame que te cuente

La nueva batalla entre oficialismo y oposición tiene nombre: Censo. Que si paro, que si no paro. Que es político. Que yo me sumo y yo no. Y en realidad eso no es lo importante, lo importante es si cuento y para qué cuento o contaré.

Dice que los censos se realizan cada 10 años y que la finalidad es contar la población en el lugar donde viven, para que a partir de esa información se pueda establecer políticas públicas como la distribución de los recursos. Digo dice, porque esos plazos no se cumplen. Los últimos censos realizados en el país fueron en 1976, 1992, 2001 y 2012. 

Para los ciudadanos comunes, los de a pie, el censo resulta una abstracción y muchas preguntas. ¿Qué es eso que me cuenten? ¿Acaso soy un número? Que vamos a recibir más plata como municipio. Sí, pero de qué sirve eso, si igual se lo “roban” o beneficia solo a políticos y a sus amigos.

Dice que vamos a tener más o menos representantes parlamentarios, dependiendo del departamento y de la ciudad en que vivamos. Pero lo mismo, ¿para qué sirven estos “levantamanos”? Hace mucho que la Asamblea solo sirve para legitimar las decisiones del Ejecutivo. 

Y claro, si tu mayor interés es el día a día, los temas del censo son poco importantes. Pero naturalmente alguien tendría que responder a las preguntas más básicas ¿Por qué tienen que ser contadas las personas en su domicilio? ¿Y qué pasa con mi terrenito, o con las tierras de mis papás -también mías- en el campo? También son mi domicilio, ¿qué pasa con mis parientes que han viajado al exterior para mandar dinero a sus familias, ellos no cuentan? 

Bueno y hay preguntas más “complejas” que tampoco tienen respuestas. ¿Por qué 2024 y no 2023? O 2025. ¿Cuáles fueron las razones para postergarlo si en teoría estaba casi listo? ¿Dónde están los expertos que aconsejaron esta fecha? ¿Por qué a Beni y Pando no les preocupaban las lluvias del 2022? ¿Por qué dicen todo y no dicen nada?.

Dice la canción “déjame que te cuente” y hasta ahora tengo la sensación que ese es el sentido de la información sobre el censo. Mas claro: déjame que “te la charle”. Y si así comenzamos luego ¿la información que no den reflejará los verdaderos números y será de acceso público?  O como dice otra canción “Mientes tan bien/Y aunque todo es de papel/Mientes lo sé”. 

SERENDIPIA   

DINO PALACIOS

Ciudadano

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad