Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 15:04

Cucarachas, hormigas y otros

Cucarachas, hormigas y otros

La cucaracha, por odio a la hormiga, votó por el insecticida.  Murieron todos, incluso grillo que votó nulo y mosca que no votó. Entre los miles de mensajes que circulan en redes este llamó mi atención, no tiene identificación y cada uno ya puede ponerle camiseta del color que quiera a la cucaracha y a la hormiga, por supuesto también al insecticida.

Vamos rumbo a las urnas, nos importan tanto las elecciones que olvidamos que, según la Universidad Johns Hopkins, el país registra 69,9 muertes por cada 100.000 personas, solo por debajo de Perú y Bélgica. Un podio que no deberíamos ocupar.  Y no es que las abejas no estén haciendo bien su trabajo, o que las hormigas no se ocupen de lo suyo; es que cada uno de nosotros ha olvidado que la pandemia sigue aquí.

Nuestras razones son siempre válidas. O mejor, tenemos siempre la razón.  Nuestras decisiones están plenamente justificadas y, lamentablemente, en temas electorales están fuertemente sustentadas en nuestros afectos y desafectos.  Prácticamente estamos actuando como la cucaracha del principio.

Ayer una vecina me dijo que había pensado votar por un candidato al que admira desde noviembre, pensó que sería un buen gobernante, pero de pronto los petardos que asustaron a su perrito durante una caravana que su partido organizó, la hicieron cambiar de opinión. Nadie que no respete a su pequeña mascota merece gobernar el país.  Le pregunté qué le gustaba de su plan de gobierno, si tenía alguna propuesta para los animales. Se me quedó mirando. No merecí ninguna respuesta. Me sentí tan pequeño frente a su molestia.

Probablemente los candidatos y algunos medios estén haciendo los esfuerzos suficientes para que al menos tengamos un mínimo de conocimientos sobre lo que nos proponen unos y otros. En un mundo ideal eso sería determinante para elegir a quienes gobernarán al país, en nuestro mundo probablemente no es así, en nuestro mundo tal vez no tenemos ni idea de lo que proponen, no sabemos quién es el candidato de nuestra circunscripción uninominal y tampoco nos importa quienes ocupan la lista de posibles asambleístas.

Como la cucaracha vamos a ir a las urnas y usaremos el hígado para decidir.


DINO PALACIOS

Doctorante en Ciencias Políticas  y Jurídica

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad