Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 19:09

Año del feminicidio

Año del feminicidio

Como país, hemos alcanzado  la cifra de 33 feminicidios en lo que va el año; los casos denunciados por violencia contra la mujer llegan a casi 12.000 el mismo periodo. No podrá decirse que son solo guarismos o datos estadísticos, son la demostración patética de la descomposición social en la que nos hallamos inmersos y cuyas raíces deben ser desentrañadas para encontrar soluciones que pongan fin a semejante insania.

Para ello, es preciso contar con una información científica detallada de la multicausalidad de factores que inciden en el nefando crimen que afecta a la sociedad en su conjunto y cuyas causas raíces deben ser investigadas científicamente para así encontrar soluciones reales a estos hechos endémicos. Solo así se podrá establecer políticas racionales que conduzcan a soluciones posibles tanto para prevenirlos como para controlarlos y sancionarlos debidamente.

Una falta de apreciación científica adecuada sobre este delito nos ha llevado a políticas y apreciaciones no solo indebidas y erróneas, cuándo no interesadas, tal es el caso de considerar que la culpabilidad de la comisión delictual tiene sus raíces en el propio comportamiento de la mujer víctima, quien sería la propiciante de su propio mal. Que esta sea una apreciación del vulgo, es entendible, pero no justificable; más cuando tal criterio emerge de una autoridad de gobierno como la del exviceministro de Seguridad Ciudadana Gonzalo Lazcano, quien propició la publicación del estribillo “si te muestras todita, peligras solita”. Es algo que debe llamar profundamente a la reflexión, porque si bien tal funcionario fue apartado del cargo por tal motivo, esa situación es una muestra de la existencia de un sentimiento mayoritario machista que predomina en el partido gobernante desde hace 14 años, como lo es la utilización que hace de los miembros femeninos en acciones innobles, tal es el caso de la Sra. Patty, quien es utilizada como instrumento para asumir la venganza y el revanchismo contra otra mujer.

TEXTUAL

"CUCHO" JORDÁN Q.

Abogado, docente e  historiador del Derecho

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad