Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 18:41

Agresiones a la Pachamama

Agresiones a la Pachamama

El actual presidente de la República, bajando del helicóptero que lo condujo a Tiwanaku con motivo de presentar piezas descubiertas de indudable valor para la cultura no solo nacional sino universal, sostuvo que gran parte de los problemas que ocurren en el país y en el planeta ocurren por “no cuidar y alimentar a la Pachamama”, manifestando al mismo al mismo tiempo que el lugar del descubrimiento lo llenaba de energía, fuerza que él percibía al instante. Esta declaración de respeto por la tierra es absolutamente loable y digna de respeto, lamentablemente no condice con la conducta y el actuar de funcionarios de su gobierno, ni  con el actuar de sectores poblacionales o agrupaciones políticas, cuyos comportamientos son atentatorios y contrarios a la preservación y respeto a la naturaleza y sus diversas manifestaciones.

En los últimos días se ha conocido que el respetado jefe de Protección del Parque Nacional Tunari,  señor Alberto Terrazas, fue despedido de su cargo por decisión directa del director ejecutivo del Servicio Nacional de Áreas Protegidas, entidad dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua. La labor del funcionario despedido fue ampliamente respaldada por diversos sectores defensores del medio ambiente, sobre todo en circunstancias tan aciagas como las vividas en los aluviones que azotaron la región de Tiquipaya, emergente de acciones que vulneraron las normativas legales y las leyes propias de la naturaleza

La destitución del funcionario se fundamentó en una supuesta reorganización y no eternización en el cargo. Lo esgrimido no merece consideración alguna, y en cambio sí permite suponer que detrás de las subrazones existen intereses subalternos.

A lo largo de los años pasados y en los diferentes regímenes, nuestro pulmón natural que se extienden por 11 municipios ha sufrido múltiples y sistemáticas agresiones de diferente magnitud, muchas de ellas de una insania total que han provocado situaciones alarmante, detrás de cada una de ellas se percibe casi palpablemente las manos de grupos interesados que trafican la tierra, actividad que realizan bajo la protección  y amparo de políticos que pretenden asegurarse la adhesión y el voto .

 TEXTUAL

"CUCHO" JORDÁN Q.

Abogado, docente e  historiador del Derecho

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad