Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 18:36

Reflotar la aeronáutica y BoA

Reflotar la aeronáutica y BoA

Después del desastre que hizo de la aeronáutica boliviana el anterior gobierno y en particular su exministro de Obras Públicas, es hora de poner orden también en BoA y no vivir de fantasías como querer hacer de Viru Viru un HUB y el no resolver el tema del LAB, cuando todos sabemos que es una empresa prestigiosa con un gran patrimonio. Pongamos orden y ver la realidad, tratar de comprender por qué no se resuelve la situación del LAB, por qué no se le entrega el COA (permiso de operación ), por qué no se le permite volar, cuando fue el semillero de pilotos y técnicos de mantenimiento.

En el caso de BoA, es urgente una administración transparente; adecuarse al mercado actual, revisar las rutas y no realizar vuelos inadecuados con aeronaves que están fabricadas para rutas largas y no cortas. Los vuelos cortos deben realizarlos en conexiones internacionales, así evitan ciclos (aterrizaje  y despegue) que están destrozando a sus aeronaves, al extremo de querer vender los 767-300 de largo alcance, de propiedad y que tienen gran demanda mundial para su conversión a aviones cargueros.

Las rutas cortas deberían ser redistribuidas a las empresas nacionales que vuelen las troncales en conexiones internacionales. El gobierno debe reorganizar su política aeronáutica, fomentar la aviación; permitir que BoA tenga condiciones económicas similares a otras estatales en el mundo, accediendo a combustible más bajo e impuestos racionales por lo menos por cuatro años, para que pueda volar al exterior. Todo esto en respuesta a la pandemia, de forma similar a lo que se hizo en favor del LAB en su momento.

Curiosamente encontramos un Gobierno democrático, pero la actual administración ataca a los sindicatos, pese a que defendieron el cierre de la empresa en el anterior gobierno.

También se anuncia la venta de los B 767 300 (aviones de largo alcance con los que se están transportando las vacunas y los insumos para luchar el COVID) al mercado internacional, estos dos  aviones de propiedad de BoA, cuyos números de serie de fabricación son más nuevos que los dos B 767 300 que alquila, deberían quedarse en Bolivia y pueden ser convertidos a cargueros por 9 millones de dólares aproximadamente.

Retirar gente capacitada en la que se ha invertido muchísimo dinero de los bolivianos no es la solución, la solución está en transparentar la administración, adecuar a BoA a la realidad actual, negociar con Boeing Aeronaves nuevas 787 que costarán casi lo mismo que las alquiladas para las rutas de largo alcance, convertir los B 767-300 y B 737-300 en cargueros en vez de venderlos.

Es importante hacer entender a los que manejan BoA, que esta es de propiedad de los bolivianos y no de algunos que la manejaron llevándola donde  está ahora, con un déficit altísimo.

EN VUELO

CONSTANTINO KLARIC F.

Asesor aeronáutico

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad