Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:17

¿Farías, otro Azkargorta?

¿Farías, otro Azkargorta?

Estimados lectores, yo siempre escribo sobre temas aeronáuticos, pero esta vez me permito escribir sobre el fútbol, porque soy un aficionado de este deporte y me duele que nos tomen el pelo.

La historia de Azkargorta pareciera una tomada de pelo. Es verdad que nos llevó al Mundial, pero ¿cómo? Primero, de pura suerte clasificamos porque eran solo cinco equipos los que disputaban. En Ecuador los jugadores titulares no asistieron al partido y de casualidad empatamos, porque jugaron sus reservas. Pero Azkargorta nos hizo creer que era entrenador, ¿de dónde? Jamás entrenó equipo alguno de primera o por lo menos algo importante en su país. El Bigotón, como le decían, es verdad que entrenó a la Selección, hizo viajes a su país aprovechando su cargo de entrenador. Clasificamos y duramos un partido, pero él ganó algo de fama porque la gente en el exterior pensaba que era una lumbrera por el hecho de llevar a Bolivia al Mundial. 

Los primeros en caer en el engaño fueron los chilenos que lo llevaron de entrenador para su selección, pero se dieron cuenta de su capacidad y casi lo sacan a empujones del país, por eso. Justo estaba  yo en Santiago y por ello me atreví a hacer esta nota.

Otros países que lo recibieron fueron Japón y México, de ellos salió despedido. 

Entrenó en nuestro país, de donde salió en la mayoría de los casos de fracaso en fracaso. Así fue parte de la historia de los extranjeros que vinieron a Bolivia a entrenar, descartando a los técnicos nacionales. 

Vino el entrenador venezolano Farías, que sí era entrenador con carrera y demostró su capacidad en equipos que entrenó en nuestro país y el exterior. Pero, el caso de la Selección, que no fue de las mejores, no dijo la verdad y calló, seguramente por proteger su jugoso contrato. Eso es reprochable, lamento que no sea honesto.

¿Cuándo aprenderemos los bolivianos a apreciar a los nuestros? Sabemos que no son una maravilla, pero son mucho más capacitados y más económicos. Ojalá esta vez nos sirva la lección.

EN VUELO

CONSTANTINO KLARIC F.

Asesor aeronáutico

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad