Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:39

Un español y un venezolano nos tomaron el pelo

Un español y un venezolano nos tomaron el pelo

Me alejo esta vez de los temas aeronáuticos, que por años ocupó esta columna de este prestigioso medio de comunicación. Lo hago porque mi primer artículo sobre el supuesto entrenador español lo descubrí hace años en un viaje a España, donde hablé de él a personas entendidas en materia futbolística, ya que el supuesto entrenador gozaba de mucha popularidad en Bolivia y que casi nos ofrece ser campeones del mundo, y dos de ellos lo desenmascararon y me dijeron que él no entrenó a nadie, “aquí ni a equipos de quita categoría”. Hice una nota apenas clasificamos por pura casualidad al Mundial de EEUU después de un gasto enorme y duramos menos que un cohete. Increíblemente hasta lo condecoraron y los chilenos inocentes lo llevaron de entrenador donde luego lo sacaron casi a empujones. Fue a China y México, y al ver su falta de capacidad como entrenador duró días.Volvió a Bolivia y los inocentes equipos lo contrataron y en todos se dieron cuenta que más que entrenador era un charlatán y lo sacaron.

Me permití rememorar estas actuaciones, porque cuando hice mi primera nota, muchos me criticaron porque no lo conocían, por suerte el tiempo me dio la razón. 

El venezolano, sí era un entrenador de verdad y con antecedentes en varios equipos, que sí sabía y tenía la idea de lo que es entrenar un equipo. Nosotros, los inocentes bolivianos que creemos que lo ajeno es mejor que lo nuestro, lo contratamos como entrenador de la Selección Boliviana y con un sueldo más alto de todos los otros seleccionadores de América Latina. Fue otro que nos hizo creer que clasificaríamos para el Mundial de Qatar. Si se vería la tabla del revés, quizás. Pero su gran error fue hacernos creer algo que él sabía que era imposible y demostró su falta de honestidad. Por lo menos, a la mitad de la clasificación, era que manifieste:  señores, con este elemento no será fácil clasificar. Ser honesto con él mismo no era delito, decir una verdad que casi el 80% de los bolivianos sabíamos que teníamos limitaciones en este campo deportivo, pero él siguió hablando lo contrario, porque a él le interesaba más su sueldo que la Selección Boliviana.

Da pena cómo caímos los bolivianos, en que otros por ser extranjeros no importa, que sean lo que sean “son extranjeros” y son mejor que los bolivianos. Bueno, ahí tenemos los resultados.

EN VUELO

CONSTANTINO KLARIC F.

Asesor aeronáutico

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad