Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:28

Cochabamba: Lo bueno y lo malo

Cochabamba: Lo bueno y lo malo

Estimados lectores, me alejo por esta vez de las notas sobre temas aeronáuticos y aprovecho para agradecer a las muchas notas que me envían sobre mis artículos, no todas de felicitación, sino también algunas de críticas, las cuales son una guía para mejorar y seguir adelante.

Pero empecemos por las malas:

El servicio de la Caja Petrolera. Esto lo hago por lo que me ocurrió y adultos mayores que pasan por el mismo problema; primero, aclarar que la atención médica es de primera si uno tiene la suerte de acceder a una ficha. Sin embargo, para acceder a esa ficha es un problema; las cuatro líneas telefónicas que tienen para hacer la solicitud, casi siempre están ocupadas y cuando uno tiene la suerte de que alguien le atienda, indican que ya no hay fichas, por lo que uno va personalmente, pero le responde lo mismo. ¿A quién le dieron las fichas si los teléfonos estaban siempre ocupados?

Lo más grave es que cuando uno va al quinto piso para hacer el reclamo,  responden que tiene que insistir o dan números telefónicos que están fuera de servicio.

Ante esta situación, me pregunto si estos funcionarios no saben que son servidores públicos y que sus sueldos son gracias a lo que aportamos. Ojalá que esto que escriba sirva para que mejoren este servicio.

La otra. La revisión de vehículos es un absurdo. Estoy de acuerdo que la revisión se haga a los carros de servicio público, pero en talleres autorizados como se hace en todo el mundo y no por parte de funcionarios de Tránsito que pretenden revisar vehículos nuevos que tienen la  garantía. ¿Para qué meterse debajo del auto, para ver el sexo del vehículo? Más hacen un papelón, lo justo sería que revisen coches que son antiguos o que son de 2010 para abajo.

Lo destacable y bello es cómo quedó  Cochabamba con el manejo del alcalde Reyes Villa. Plazuelas con hermosos jardines, calles mejor cuidadas. La ciudad es otra en menos de seis meses de manejo del nuevo Alcalde, quien ama a su ciudad. Yo lo veía sufrir por ella cuando estaba alejado en Norteamérica, pero, por suerte, ya lo tenemos fijo en nuestra Llajta.

También debemos destacar que los exámenes de PCR, que antes eran complicados,  ahora los hacen directamente desde su vehículo, a menor  tiempo y precio. Por suerte hay más cosas buenas que malas para tener un buen vivir en Cochabamba.

EN VUELO

CONSTANTINO KLARIC F.

Asesor aeronáutico

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad