Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 00:05

Bolivia y el resto del mundo

Bolivia y el resto del mundo

Primero que nada, quiero agradecer a Air Europa que me llevó por Europa y me trajo a Bolivia por segunda vez. Esta vez viajé en su flamante aeronave Boeing 787 Dream Liner, ya que la anterior vine en su Airbus 330, que es menos veloz que los 787 Boeing. Igualmente a United, que me llevó de Washington a Bélgica en un Boeing 787 y me hizo conocer las bondades de esta aeronave que usa en rutas largas y que con esta bajó el consumo de combustible en un 30%, lo que es ideal ahora que el combustible para la aviación subió en casi un 35%, además que por la crisis económica mundial provocada por la pandemia del COVID es difícil subir tarifas.

En este momento, las tarifas son más bajas que hace cinco años por los problemas señalados arriba. Pero si algo debemos reconocer, es que a pesar de todo lo que podemos  tener en nuestro país, no estamos tan mal como otros. Los costos de vida son abismales, ya que si bien los sueldos son 6 o 10 veces mayores en Europa,  los costos al final son iguales. Por ejemplo, una naranja en Suiza cuesta casi 14 bolivianos, la banana 9; una hamburguesa casi 120 bolivianos, cualquier almuerzo en un restaurante en Bolivia costaría 25 bolivianos, pero en Alemania o Suiza saldría casi  260. Es verdad que allá el sueldo es de 6 mil dólares y aquí 550. Otro ejemplo, el alquiler de un departamento pequeño en Bolivia está en 200 dólares, allá 3.500 dólares; los gastos de luz y gas, por lo más bajo, 500 dólares.

En esos países todos pagan impuestos, ganen lo que ganen nadie se atreve a evadir, porque saben que sus impuestos van en beneficio de ellos.

Es verdad que tienen muy buena atención médica, pero nadie puede dejar de tener movilidad, ya que el transporte público hay solo a ciertas horas y su costo es de 25 bolivianos por tramo. El litro de gasolina pasa los 18 bolivianos y un vehículo cuesta el  triple, ejemplo, un Peugeot aquí cuesta 20 mil dólares, allá el mismo vale casi 48 mil euros, más de 50 mil dólares. 

En fin, estos son algunos ejemplos para darnos cuenta que a pesar de todos los problemas que tenemos en Bolivia, donde tenemos muchos feriados y conflictos, vivimos muy bien con sus ventajas y problemas. Desocupación hay en todas partes. Así que si tienen planeado un viaje a Europa, los datos los tienen aquí.

EN VUELO

CONSTANTINO KLARIC F.

Asesor aeronáutico

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad