Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 10:12

¿Y si laburamos?

¿Y si laburamos?

Por un lado, están los que saben que trabajaron en crear una ley que sirve de arma contra aquel que no piensa igual y, por otro, están los que no hicieron su trabajo de oposición y no la evitaron en su momento. Mientras eso sucede, gran parte de la población está en otro mundo, quiere trabajar, no está para soportar a unos cuantos de uno y otro lado. Lamentablemente, opositores y oficialistas dicen defender la democracia y lo que realmente hacen es dividir más.

Estamos en un contexto en el que ya muchas y muchos estamos cansados de la politiquería, de los que se visten de un partido o de otro y piensan que son el centro del mundo, cuando en realidad la población necesita otra cosa. La gente necesita tener un mejor sistema de salud y las oportunidades necesarias para generar platita y tener un poquito más en los bolsillos.

Cansa. No se puede hablar de unidad si no se la practica. Esta vez, la crítica es para unos y otros. Para los que gritaban en apoyo al Presidente mientras trataba de hablar, y para los que silbaban y hacían todo tipo de ruido para evitar que se lo escuchara. Mientras tanto, la gente en las calles intentaba trabajar.

Se tiene que tomar en cuenta el fondo del actual conflicto, la ley de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, ese es el tema que movilizó a varios sectores y no otro que se inventan algunos representantes cívicos y opositores. Por lo mismo, desde el MAS se habla de procesos de desestabilización, cuando en realidad lo que se tiene es a comerciantes y transportistas, en su mayoría, movilizados por una normativa que consideran atentatoria para sus labores.

El desenfoque de la realidad es total para algunas representaciones que lanzan constantemente mensajes de división, que son usados por unos y otros para victimizarse o atacar, mientras muchas personas tratan de que un emprendimiento funcione o su comercio no muera. De una vez por todas se tiene que entender que lo que se debe hacer es trabajar y trabajar.

No puedo dejar pasar las actitudes de algunos alcaldes que decidieron trabajar y no parar. Me parece interesante el mensaje, por ejemplo, de Eva Copa que manifiesta que no pueden parar por el trabajo, por los comercios y la economía, aunque otra vez caemos en que los que tenían que evitar normas negativas en el Legislativo y alarmar a la población ante una mayoría del partido oficialista, son los opositores. Tal vez deberían dedicarse a eso en vez de saltar de mesa en mesa.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad