Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:09

Tren maltratado

Tren maltratado

Vagones rayoneados, paradas con destrozos. Un medio de transporte nuevo ya fue maltratado; no empezó oficialmente su labor de transportar a la gente como servicio público y ya entró a mantenimiento por destrozos. El tren metropolitano recibió el sopapo de la ignorancia, por parte de quienes no saben cuidar y no tienen el más mínimo orden.

No puedo dejar de mencionar que dentro de los vagones dejaron basura, hicieron caer comida y ensuciaron el nuevo medio de transporte, claro, como no pudieron botar la basura por las ventanas, como están acostumbrados, optaron por dejar dentro de los vagones, ante todo está el no cuidar y el seguir siendo “cochinos”.

Durante el fin de semana se reportó que esas malas personas dejaron algunos lugares con rayas y escribieron dentro del tren, incluso que ya habían roto grifos de baños. 

No pasó ni un solo mes y así están las cosas. Es triste saber que se tendrá que pensar en buenos sistemas de seguridad por parte de la administradora, para evitar daños en este nuevo transporte público.

Al parecer, lo que sucedió algunas veces en los teleféricos en La Paz, es nada en comparación con lo que sucederá en Cochabamba. 

Mientras eso ya ocurrió, está en boca de muchos el precio del pasaje; un grupo de personas apareció con sus letreros pidiendo que se cobre 2 bolivianos, otros consideran que 2.50 es lo correcto, sin embargo, las voces oficiales podrían ir por los 3.50 y, claro, ahí nos preguntamos en general ¿Cuánto pagarías por un pasaje en el tren?

Tantas cosas nuevas vienen de la mano de un nuevo medio de transporte público; de inicio, ya nos chocamos con la actitud, no generalizada de todas las personas, pero sí de un grupo grande que maneja sus días en el marco de la irresponsabilidad y la falta de respeto al prójimo.

Muchas y muchos se molestarán por mis palabras, la verdad muy poco me importa. Me pongo a pensar en el cuidado de nuestra ciudad y de lo que podemos tener. Tenemos que recordar que un tren viene de nuestros propios recursos, de todas y todos, entonces ¿por qué no cuidarlo y disfrutarlo?

En Cochabamba tenemos tren metropolitano, pero salen los todólogos a decir que no es tren, que es esto o que es el otro. Igual, tenemos un nuevo medio de transporte de primer mundo, ahora toca que se garanticen las otras dos líneas en su totalidad y que tanto autoridades como todos los usuarios seamos parte de garantizar su cuidado y su buen funcionamiento.

CON LLAJUITA

Claudio Rojas V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad