Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 07:50

Dos tercios de conflicto

Dos tercios de conflicto

Al parecer, el generar conflicto es parte de la política de nuestra época.  La decisión de querer más poder a costa de no respetar minorías deja en la nada cualquier discurso de igualdad y lucha contra discriminaciones.

Al mejor estilo de crear conflictos y de empezar mal, inicia una gestión que tan solo horas antes se anunciaba como inclusiva. No tuvieron que esperar la transmisión de mando ni dejar la casa para los que ya están en la puerta... tomaron el camino del rodillo con el fin de dar “gobernabilidad”, como dicen una y otras voces.

Y no, no hay nada inconstitucional en la acción política adoptada por el partido de las “organizaciones sociales”, está lo ético, está el hecho de ser lo que gritas a los cuatro vientos y actuar tal cual, aunque el arte de la política te dé la posibilidad de ser “vivo” en tu accionar.

Mientras se generan protestas de personas que no están de acuerdo con la acción pre-oficialista, tenemos a los nuevos opositores que verán cómo sucede todo en un sinfín de decisiones. Digo verán, porque con una mayoría  se tomarán decisiones como la elección de la máxima cabeza de la Defensoría del Pueblo o de la Fiscalía General del Estado. Entonces ¿qué harán los opositores?, imagino que lanzar palabras de rechazo en discursos que serán silenciados por una mayoría, que se encargará de usar la moción de cierre de debate y “zas”, ya está.

Mientras unos buscan culpables y otros dicen estar enmarcados en la norma de normas, un país sigue avanzando, aunque arrastrándose, herido por una pandemia y golpeado por las pésimas decisiones económicas de un gobierno transitorio que se va, un gobierno que cometió el error de jugar un papel de candidato sin darse cuenta que lo único que debía hacer, era llamar a elecciones y ya.

Una vez más, muchas personas se preguntan si se hizo algo bien, si algo se puede mencionar de entre tantos actos corruptos o la ineptitud de quienes no tienen la más mínima idea de administrar un Estado. Bolivia quiere crecer, las y los bolivianos no queremos aparecer en los últimos puestos de las listas de crecimiento económico o nivel de producción. En serio, queremos ser primeros... ya, aunque sea segundos o terceros, ojalá suceda algún día.

Dos tercios o mayoría absoluta ¿No es lo que todos nos preguntamos? diría un buen meme.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad