Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 06:43

Sigamos bloqueando

Sigamos bloqueando

Bolivia necesita conectarse al mundo, pero estamos bloqueados por aquí y por allá. Nosotros nos bloqueamos solos y cada día, aquí simplemente se bloquea una calle, una avenida o una carretera si tienes que oponerte o exigir cualquier cosa. Queremos ser parte de una vía interoceánica, pero los países vecinos saben que estamos, casi siempre, bloqueados, así que mejor nos rodean y no nos toman en cuenta.

Hace unos días se conoció la noticia de que Paraguay impulsa una conexión entre el océano Pacífico y Atlántico, y sorpresa, Bolivia no está incluida en el trazo. Lo primero que me pongo a pensar es en la gran cantidad de bloqueos que tenemos en el país, y claro, cómo queremos que nos tomen en cuenta, si es que no tenemos las condiciones necesarias para que todo funcione. Pongámonos a pensar en una futura carretera interoceánica que pase por el país, bloqueada porque a un sector social no le parece una decisión de autoridades, ahí mismo y en el mismo contexto, centenares de camiones parados, provenientes de muchos países y con tiempos que se tienen que respetar. Creo que tenemos mucho por cambiar.

En serio, tenemos mucho por cambiar, estamos aquí en medio de un continente, con muchas ganas de conectarnos y de hacer que Bolivia sea parte del mundo en todo aspecto y no puede ser que la actitud de algunas y algunos nos llegue a bloquear el progreso. Necesitamos cambiar desde muchos aspectos y uno de ellos es el de querer bloquear por todo y por nada.

Por otra parte, no se puede hablar de medidas de presión, sin hablar de los problemas, y sí, tenemos muchos, como en cualquier sociedad del mundo. También tenemos muchas demandas, lo que no entiendo es el por qué pensamos que perjudicando a los demás, que no tienen nada que ver, conseguiremos los objetivos.

Mientras otras regiones están buscando la manera de reactivarse y en nuestro propio país se habla de reactivación económica, grupos de choque o gente que cobra por manifestaciones, está lista para bloquear por lo que sea y donde sea. Los grupos de bloqueadores, muchas veces, no saben ni el porqué de su medida de presión, solo están allí, cerrando una vía e impidiendo el libre tránsito de quienes tienen que laburar. Siempre que veo un bloqueo de gente que no tiene idea de lo que está haciendo, me digo a mí mismo, quisiera tener el tiempo para estar ahí todo el día, sin hacer algo. Tal vez los bloqueos se convierten en una manera de vivir y tener esa platita que se necesita, sin trabajar y simplemente estando ahí, donde se debe perjudicar.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad