Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 03:47

Pasión por el trabajo

Pasión por el trabajo

Felicidades mujer trabajadora que cumples con tu oficio día tras día y que fuera de eso eres mamá y esposa. Felicidades a ese hombre que trabaja de sol a sol y que después de llegar a casa es papá y esposo.

Muchas felicidades a esa persona que le pone, no solo el hombro, sino la vida entera a su laburo, a ese que le dedica su tiempo y vida, jornada tras jornada. Gracias a todos los que sí trabajan y se merecen un día especial.

Acabamos de pasar el feriado del Día del Trabajador y no podemos dejar pasar la oportunidad de felicitar a todos los que en pleno primero de mayo no pararon y festejaron de la mejor manera, trabajando.

Felicidades al micrero y al taxista, a todos los que detrás de un volante llevan y traen gente a toda hora, con responsabilidad y cariño, esperando que pase el día para llegar a casa y estar con la familia.

Felicidades a todo aquel que es comerciante y que lucha contra viento y marea para tener la platita en el bolsillo y así poder comer y tener donde vivir. Felicidades a ese empresario que invirtió hasta ese último peso por un emprendimiento que le genera trabajo a él y a otras personas que son parte de su apuesta. Gracias a esa persona y a su inversión, otras personas pueden trabajar y gracias a esa misma inversión, se genera economía en un país que tanto necesita.

Gracias a los profesionales en salud, a esos verdaderos trabajadores que le pusieron alma, vida y corazón a una labor que era de necesidad común para la lucha contra el coronavirus. A todas y todos que decidieron poner en riesgo su vida para salvar a los demás; es en este punto que también quiero agradecer a esos trabajadores que perdieron la vida a causa de tener que desempeñar su labor profesional en un centro de salud en el que atendían pacientes COVID, gracias a ellas y ellos que lamentablemente perdieron la batalla, frente a un maldito virus, y que se fueron de este mundo después de salvar a tanta gente que entraba a los hospitales. A ustedes trabajadores en salud, muchas gracias de corazón.

Después de recordar a todas y todos los trabajadores, en un primero de mayo, debo agradecer a toda persona que cree que se puede y que lucha con mucho esfuerzo por su familia.

La pandemia nos golpeó con todo y en todo ámbito, estamos tratando de sobrevivir y en todo lugar la situación es complicada, es ahí donde aparecen los guerreros, los que pueden y podrán salir de todo lo que estamos viviendo. Pese a la muerte, dolor y golpes a nuestra economía, aquí están las y los trabajadores de este pais que siempre se levanta gracias a su gente.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad