Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 00:17

Feliz Año Nuevo

Feliz Año Nuevo

¿Qué le pedimos a la vida en este Año Nuevo Andino, Amazónico? Cuando llega el 31 de diciembre, siempre tenemos algo en la cabeza, salud para la familia o dinero para que no falte el pan de cada día. Ahora estamos frente a un nuevo comienzo andino. 

Muchas y muchos decidieron recibir los primeros rayos del sol del 21 de junio con la mirada puesta en lo que se viene y me pongo a pensar en lo que necesitamos y lo que queremos. Paz, salud y dinero son algunos de los pedidos que seguramente tenemos en mente, queremos que todo mejore porque muchas cosas están mal.

Esa familia que perdió muchísimo durante las cuarentenas necesita reactivarse, tener un ingreso y así dejar de endeudarse como estuvo sucediendo en este último tiempo. Tenemos que ganar más platita y esto no es posible si toda la estructura económica no mejora, nuestros bolsillos están sumamente afectados.

Salud, una de las palabras que más sonó en los últimos dos años. Quién no pide por su salud, todos estamos pendientes porque es importante y aunque ya lo sabíamos, notamos que así es, porque sin salud, lo demás no se puede ni se hace.  Mucha gente murió en las tres primeras olas de la pandemia y ahora estamos atentos a que las siguientes no tengan tanto impacto. 

Salud. Definitivamente mucha gente pide por su salud, la de sus seres queridos y la de todos en general; necesitamos estar bien para salir adelante, así que no solo pidamos, también es necesario cuidarnos.

Paz. Es necesario vivir en paz, una y otra vez escucho decir eso a muchas personas. Nuestra sociedad ya no necesita más conflictos, requerimos dejar de lado las presiones innecesarias que son generadas por personas que tienen intereses y creen estar por encima de los demás. Necesitamos estar en paz, para trabajar y para que todo vuelva a esa relativa normalidad. Para tener paz, es necesario también que las autoridades se encarguen de garantizarla. Sin paz no funcionan bien las cosas, no todos queremos problemas o ganamos con los problemas.

Llega un nuevo año andino y amazónico y para mucha gente es un día más, pero para los creyentes se convierte en una posibilidad más de pedir por lo antes mencionado o por mucho más. Estamos frente a un nuevo día y cada día se convierte en una nueva oportunidad de salir adelante y cumplir sueños, llegar a nuestras metas. De una o de otra manera, ¡feliz Año Nuevo Andino y Amazónico! para  todos ustedes y muchas gracias por leerme.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad