Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:35

No eligen los tontos

No eligen los tontos

Están los que se equivocaron al elegir candidaturas, esos que pensaron que su súper dedo era lo único necesario para ganar elecciones; están aquellos que pensaron que por ser autoridades transitorias puestas por el destino, era lo necesario para que un pueblo los elija y quedaron en un tercer o cuarto lugar.

El pueblo elige y no permite que se ponga a quien quieras, el pueblo determina y decide, hagas lo que hagas. Otro proceso electoral demuestra que a pesar de que están los que intentan influenciar, solo nos queda decir: listo, ya votamos, ya estamos a la espera de resultados y de las nuevas autoridades.

Los políticos y politiqueros tienen que entender el comportamiento de una población que no es tonta, que sabe elegir y que tiene su elección clara frente a las opciones. El pueblo y solamente el pueblo es el que pone autoridades en una silla municipal o una gobernación, aunque algunas veces aparece por ahí un beneficiado o beneficiada jalado por un líder y que también será autoridad, gracias a la votación o imagen de quien está a la cabeza.

El último proceso electoral por el que atravesamos, nos mostró, una vez más, que un contexto electoral es completamente distinto al de una elección nacional. Si analizamos lo sucedido en relación a partidos u organizaciones políticas, tenemos a Comunidad Ciudadana que no tiene peso como tal, no es una estructura política vigente y fuerte, además con un líder, Carlos Mesa, que ni siquiera apareció para apoyar o acompañar a un candidato o candidata.

Al frente está un MAS que tuvo conflicto en la etapa de elegir candidaturas. Muchas y muchos pensaron que por el solo hecho de ir bajo esa sigla, tenían la victoria en cualquier instancia, el tiempo se encargó de demostrar que no es así. El partido político que está en el gobierno no entendió a muchas regiones, tuvo la posibilidad de salir victorioso de municipios como el de La Paz o El Alto, sin embargo, dejó escapar a candidatos por peleas internas. El MAS tiene que saber que la imagen de Evo Morales, en este momento, no es la que puede ayudar a ganar.

Están los que debieron esperar y aprender a crecer políticamente, es el caso de un Fernando Camacho y una Jeanine Áñez. Camacho gana con un apoyo contundente de una sola región, muy contrario a lo que pasó en las nacionales, es que no era presidenciable. Una Jeanine que pierde en su región y que recibe la factura de una postulación presidencial innecesaria, que le recuerda ahora dónde está y quién es.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad