Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 07:00

Candidaturas y globos de ensayo

Candidaturas y globos de ensayo

Aparecen por doquier candidatos y candidatas que se preparan para participar de las subnacionales, todas y todos prometiendo que harán todo y de todo por nuestros municipios. Son amigos de todos, saludan, reparten abrazos y son agradables con cualquiera que se cruza en su camino.

Estamos nuevamente enmarcados en un proceso electoral. Elegiremos a alcaldes, concejales, gobernadores y asambleístas departamentales; las nuevas autoridades que ocuparán alcaldías y gobernaciones, los nuevos integrantes de los ejecutivos de cada ciudad y cada departamento.

Por un lado, un MAS con Evo Morales lanza el desafío de ganar en 7 gobernaciones y 300 municipios. Por otro, una oposición dispersa en muchas más representaciones que las nacionales que pretende obtener resultados positivos, gracias a candidatos que creen ser buenos representantes individuales.

La mayoría de las candidaturas para alcaldías ya conocidas, presentan a una sola persona y no así a un equipo de trabajo que fusione al candidato, al municipio y a concejales. En relación a estos últimos, solo se menciona que se harán conocer después los nombres y las listas.

Mientras eso sucede, tenemos ciudades y poblaciones que necesitan de todo, aquí podemos generar un gran número de enunciados para citar todo lo que se debe hacer. Tan solo empezando con lo más importante, según la coyuntura: salud y educación. Alcaldías y gobernaciones tienen que hacerse cargo de centros de salud y hospitales que están vacíos o con lo mínimo en equipo y personal médico; si tan solo pensamos en atravesar una segunda ola de la pandemia tenemos que saber que no tenemos las condiciones mínimas para afrontarla y ahí tienen mucho que ver alcaldías y gobernaciones, que poco o nada hicieron sin importar de qué partido sean sus autoridades. Ponemos el ejemplo de Trinidad y su hospital general, donde una empresa tuvo que ir a recoger sus equipos porque se les olvidó pagar por lo entregado.

Educación, qué podemos hacer con tanta falencia en educación, cuando ni  siquiera pueden solucionar los conflictos generados por las canastas escolares, que fueron anunciadas hace tantos meses y que se vieron retrasadas, en muchos casos, por la corrupción campante que intenta sacarle unos pesos a cada “kilito” de harina o la incapacidad de quienes deberían tener una propuesta barata y concreta que le lleve de una vez esa canasta a cada hogar.

Estos son solo dos temas, que si nos ponemos a analizar todo lo demás, tendría que escribir una columna de mil hojas para resumir.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad