Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de junio de 2021
  • Actualizado 00:15

Entre bajadas y un futuro presidente

Entre bajadas y un futuro presidente

Entre bajadas y subidas llega el día de elecciones nacionales en Bolivia. Algunos candidatos se dieron cuenta que solo fragmentaban el voto que busca hacerle frente al MAS y dejaron de participar en la carrera electoral; en el caso de ADN, tenemos un partido que al parecer quiere salvar, todavía, su sigla y decide hacerse a un lado, eso sí, sin decirle a su candidata que ya no participan.

Están los que quieren que pierda el MAS y consideran que Carlos Mesa es el único que podría vencer en una segunda vuelta. A ver qué pasa con los resultados de conteo rápido que nos darán a conocer el domingo.

Lo que más llama la atención de muchas y muchos es la candidatura de Camacho y Pumari, en un contexto impulsado por votantes de Santa Cruz, una candidatura que si bien tiene representación de un excívico potosino, suena más por un regionalismo del departamento que más población tiene en el país aglutinando a collas, cambas y chapacos, sin dejar de lado otros más pequeños en números.

La candidatura de Camacho tiene fuerza electoral y una llave interesante para ganarle al MAS o generar gobernabilidad desde la Asamblea Plurinacional. Ahora mucho dependerá de las decisiones políticas de último momento.

Escucho decir o leo frases en las que se le pide a Camacho bajarse de la carrera electoral para evitar una victoria del MAS y así asegurar el triunfo de Comunidad Ciudadana, casi de inmediato sale una respuesta enérgica en la que mencionan que todos deben participar como acción democrática ¿Todos participando en una elección que pinta dos posibilidades? Dependiendo de cuál es el objetivo, lo menciono porque si el objetivo es ganarle al partido que estuvo en el gobierno 14 años, el dispersar votos tendrá resultados que beneficiará a un Luis Arce que tiene gran posibilidad de sentarse en la silla presidencial. Si se tiene el objetivo de demostrarle a un país que la fuerza cruceña tiene su oportunidad ahora, solo se deberían ver resultados de pronósticos que reflejaron lo que sucederá y así se debería pensar que la fuerza de una región que apoya a un Camacho resalta solo en un departamento, mientras gran parte de los otros ocho departamentos están en otro camino.

Analizando los posibles escenarios, vemos que las diferencias de cifras serán mínimas y el trabajo del TSE deberá ser correcto e imparcial; ojalá que tengamos a un Salvador Romero digno de la situación junto a un equipo que no tenga como opción el fraude electoral, de lo contrario tendremos a un país que buscará cualquier elemento que se muestre irregular, mucho más ahora tomando en cuenta lo que pasó el año pasado.

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad