Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:05

Autoproclamas del oportunismo

Autoproclamas del oportunismo

¿Y si todos nos autoproclamamos? Es lo que estuve preguntándome en estos días, ante la gran cantidad de proclamas de candidatos. Basta ser medio conocido en tu barrio para creer que tienes lo necesario como para ser el próximo alcalde o alcaldesa.

No es lo único a tomar en cuenta, tal vez la idea tuya sea ser gobernador o gobernadora, y en este ámbito las autoproclamaciones no quedan fuera, principalmente del partido de gobierno, el MAS. Al parecer, existen indicios de que ser candidato para una gobernación vía MAS te asegura el cargo y, por ende, los conflictos internos se agudizan al interior de un solo partido.

Autoproclamaciones o proclamas de grupos de gente es lo que sucede en estos días, en los que el calendario electoral ya cumplió con el registro de alianzas y ahora se espera a los candidatos y candidatas como tal. 

Durante los últimos días me tocó ver algunas de las actividades de “precandidatura”, leí y vi imágenes en redes sociales de supuestos futuros alcaldes y gobernadores, muchos de ellos en representación u opción de un mismo partido, mientras tanto un Evo Morales sale a decir que a la hora de elegir candidatos se hará respetar el estatuto de su partido.

Por otro lado, están aquellos candidatos que vienen de otras representaciones, a través de otras alianzas que no son del MAS. Muchos de ellos aseguran a los cuatro vientos que son apoyados por transportistas, comerciantes, vecinos, organizaciones y demás grupos de gente  y, claro, al parecer se buscan unos cuantos de cada rubro o los disfrazan de diversos para decir que es el pueblo quien los pone en el lugar para postularse, un circo electoral de “oportunidades democráticas”.

Es por estos motivos que me preguntaba en un principio ¿Y si todos nos autoproclamamos? A ver si de ahí sale una o uno que valga la pena, que responda a un municipio, que sea parte de la solución y no del conflicto o la corrupción.

No puedo dejar de lado a los que ahora pretenden ser candidatos y se muestran como las nuevas y jóvenes opciones, como si no supiéramos que ya andaban metidos por ahí, detrás de otras ex o actuales autoridades. La renovación real no es esa ni la que piden muchos sectores.

Esperamos tener buenas autoridades y no las que solo respondan a sectores.  En el caso de la Alcaldía, a comerciantes y transportistas; y en el de la Gobernación, a todas sus provincias y no solo a los que se pintan del color político de gobierno.

CON LLAJUITA

CLAUDIO ROJAS V.

Periodista y docente universitario

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad