Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 14:06

Prioridad: transición

Prioridad: transición

En medio de un escenario caótico se iniciaron los procesos en varios departamentos y municipios en vistas  a la posesión de las autoridades electas del 3 de mayo. 

¿Qué esperar de esta transición? Además de los tropiezos constantes con las autoridades cesantes, los alcaldes  electos de algunas de las ciudades del eje central (Cochabamba, La Paz y El Alto)  han mandado una señal clara al gobierno central de no querer una confrontación y, por ello, han rechazado la invitación de los cívicos cruceños a una cumbre política en “defensa de la democracia y en contra de la persecución política”. 

No solo no asisten, por lo que la convocatoria cívica ha sido cancelada, sino que además apelan en sus alocuciones a “la paz”, a la priorización de las agendas e intereses locales con lo que se puede suponer que, al menos de momento, no hay intención de articular un bloque opositor nacional como el que se vio entre 2006 y 2010. 

Los nuevos alcaldes prefieren apostar a hacer “gestión”, consolidarse en sus espacios territoriales e incluso buscan coordinar con las autoridades oficialistas para establecer agendas de trabajo “más allá de los colores políticos”.

El oficialismo nacional ha conquistado tres de nueve gobernaciones y toca esperar los resultados de la segunda vuelta para ver la configuración definitiva de las fuerzas políticas en los departamentos; por lo pronto, parece que se confirma la tendencia de polarización occidente-oficialismo y oriente-oposición. 

En lo que respecta a las alcaldías, el gobierno habría logrado la victoria en aproximadamente dos terceras partes (224 de 336) de los municipios del país, escenario similar al de la gestión 2015 confirmando la ruralización del oficialismo. 

Los errores tácticos y estratégicos en la selección e imposición de candidatos, el desgaste de cuatro meses de gestión le pasaron la factura al MAS; pero queda claro también que sigue siendo la única fuerza política con estructura y presencia en todo el país, y no solo eso, además tiene en sus manos la llave a los recursos y a la gobernabilidad que ansían sus adversarios. 

Por lo pronto, los presos y los cívicos tendrán que esperar, pues los líderes locales tienen otra prioridad: asumir sus cargos y arrancar su gestión. 

ABAJO Y A LA IZQUIERDA

CECILIA CHACÓN R.

Feminista y concejala por la ciudad de La Paz

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad