Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 00:05

…Y la justicia boliviana

…Y la justicia boliviana

Gracias a los medios de comunicación presenciamos como un partido de tenis, los dimes y diretes de la interna oficialista y sus facciones, que generan más polémica e interés que los propios debates con la oposición, si es que los tienen. 

También gracias a la lente amplificada de los medios, el ojo público (el nuestro), puede detenerse en un hecho, una persona, una circunstancia, la que ellos hayan elegido para exponer al escrutinio; sin embargo, hace tiempo que esta lupa, no se mueve y nos enfoca el mismo y repetitivo escenario político, con los mismos dramas y  personajes, incluyendo algunos que ya debían abandonar escena. 

Sabemos hasta el extremo del morbo y lo insano, lo que hacen o no, nuestras autoridades ejecutivas y legislativas: si alguien les cae bien, si se duermen en una sesión o si llegan tarde a otra, si estornudan e incluso nos tenemos que tragar, en nombre del control social y la transparencia o no se qué, que un Alcalde recuerde con nostalgia cuando fue “buen mozo” y estuvo en el cuartel, utilizando la dirección de comunicación para hacer noticia de ello, porque al parecer no tiene gestión que mostrar.

Lo que no sabemos queridas y queridos lectores, es lo que pasa en los estrados judiciales, hasta que alguien se crucifica en las puertas de un juzgado o vuelven a violar, matar o aparecen cuerpos enterrados en una casa… no tenemos idea cuando nuestros hombres y mujeres de la ley, liberan feminicidas, asesinos y violadores en serie;  mientras encarcelan inocentes. 

Hasta ahora desconocemos quién o quiénes y con qué argumentos permitieron que un hombre sentenciado por asesinar a una estudiante el 2013 volviera a las calles como si nada, para seguir violando y matando mujeres. Ellos son tan o más peligrosos para la sociedad que los criminales que liberan.

Necesitamos que la prensa coadyuve  en serio al control social y se ocupe de cubrir el órgano judicial:  jueces, fiscales y juicios, con el mismo tesón que tiene para seguir lo que ocurre en inmediaciones de cualquier plaza de armas.  

Cuando era niña, escuchaba una expresión, que seguramente ustedes también recuerden, por xenófoba y machista; pero en lo que respecta a “la justicia boliviana”, es totalmente acertada y actual. 

ABAJO Y A LA IZQUIERDA

CECILIA CHACÓN R.

Feminista y exconcejala por la ciudad de La Paz

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad