Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 05 de julio de 2022
  • Actualizado 14:11

En cajas de cartón

En cajas de cartón

En sociedades de doble moral, casi no se puede hablar de sexo y sexualidad, y se desata gran indignación cuando se aboga porque los jóvenes accedan a métodos anticonceptivos o a la interrupción legal del embarazo; sin embargo, esto no evita que las voces de condena se levanten en nombre de alguna religión para crucificar a las madres (siempre las culpables son ellas) cuando se encuentran bebés en cajas de cartón… aunque la realidad luego nos abofeteé, con historias tan crudas como la detención de una menor violada por su propio padre. 

Entonces, ¿cómo se da un bebé en adopción? Hace años era posible un acuerdo para que se lo entregue directamente a una persona o familia, esto que en otros países está legislado como adopción abierta es considerado delito de trata y tráfico de personas en nuestro país, tampoco está permitido que una persona en cuya puerta dejan a un bebé, se lo quede y lo críe, esto en la legislación anterior era conocido como arrogación.

Hoy, la única vía legal posible para la entrega en adopción es que los progenitores se apersonen a la defensoría de la niñez de su municipio e inicien un trámite de renuncia a la autoridad paternal o maternal de la o el recién nacido (no se puede hacer antes).  

Y en esta instancia se debería, más allá de firmar algunos documentos, realizar un proceso de acompañamiento, sin mediar presiones ni a favor ni en contra, para garantizar que la decisión, que es irreversible, sea bien meditada y comprendida.   Eso en un mundo ideal. 

En cualquier caso, las autoridades lo remitirán a un centro o familia de acogida temporal, en tanto se realizan los trámites para ponerlo formalmente en adopción y se busque un hogar definitivo que debe ser “idóneo”. Encontrar familias idóneas (que seguro pasa porque tengan condiciones materiales y personales que le aseguren “estabilidad” al niño o niña), aunque no imposible debe ser difícil además de, claramente, muy burocrático.  ¿Será por eso que el Estado hace poco sacó una ley para abreviar estos procesos?¿Cuántos niños encuentran una familia idónea y cuántos se quedan en el centro de acogida, esperando hasta que cumplen la mayoría de edad?  ¿Cuántos quedan con los padres biológicos expuestos a toda forma de violencia? 

ABAJO Y A LA IZQUIERDA

CECILIA CHACÓN

Feminista y exconcejala por la ciudad de La Paz

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad