Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 27 de febrero de 2021
  • Actualizado 06:25

Desafíos urbanos por COVID -19

Desafíos urbanos por COVID -19

A pocas horas del 11 de mayo,  fecha establecida por el Gobierno para el ingreso en una “cuarentena dinámica”, es decir que  las autoridades nacionales consideran flexibilizar  las restricciones a partir de la clasificación de los  municipios y departamentos  en función de la categoría del riesgo que el ministerio de Salud les asigne: moderado, medio y alto.

De este modo,  en aquellos lugares categorizados como riesgo medio las entidades públicas y privadas podrán volver a trabajar seis horas, en horario continuo, y se permitirá la circulación de buses de empresas, motocicletas  y bicicletas, por ejemplo.

En ese contexto surgen varias interrogantes sobre cómo debería gestionarse la ciudad durante y después de la pandemia ” ¿Qué ámbito de la ciudad debe intervenirse con urgencia antes de la flexibilización de la cuarentena?  ¿Cómo gestionar los espacios de trabajo y los espacios públicos para hacerlos más seguros? ¿Cómo evalúa la ciudadanía la respuesta de sus autoridades locales y cuál es su percepción sobre la transparencia  con la que se están administrando  los recursos de su ciudad? Son preguntas que decidimos, junto a algunos colegas y amigos, trasladarle  a la ciudadanía mediante una encuesta online (la puede ver y llenar acá: https://forms.gle/AufdBKqVNQYTuSv89)  

La encuesta terminará hoy (viernes a la medianoche);  pero considero útil (tomando en cuenta que las respuestas son mayoritariamente de Cochabamba y La Paz), compartir con ustedes un par de datos preliminares. 

Con  aproximadamente  813 encuestas, hasta el momento, quienes respondieron consideran que el principal espacio que debe ser intervenido  antes de la flexibilización de la cuarentena es el transporte público (80%), seguido por mercados,  aceras y avenidas en tercer lugar. La respuesta sobre transparencia es preocupante,   pues más del 66% califica la administración de los recursos de su ciudad entre poco y nada transparente .

Otro aspecto a considerar  por parte de las autoridades en la gestión de la cuarentena es la salud emocional, ya  que, además de la necesidad de generar ingresos,  hoy la soledad, depresión, estrés y ansiedad se han transformado en problemas más frecuentes entre la población.