Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

¿Vivir o sobrevivir?

¿Vivir o sobrevivir?

Y cuando piensas que estabas volviendo a tomar el ritmo de tu día a día… ¡Boom! Nuevamente tienes que extremar cuidados, reforzar tu sistema inmunológico, vuelves a trabajar desde casa y nuevamente surge la duda ¿hasta cuándo estaremos en esta situación?, ¿qué otros nombres más tendremos que saber para distinguir las diferentes cepas o variaciones de este bicho que vino a cambiarnos la vida?

Cuando menos lo piensas, una vez más tus familiares, amigos y conocidos están con el bicho, ganando la batalla, y en algunos casos todavía tenemos que llorar su partida.

Como en todos los grandes momentos de la historia de la humanidad, ahora toca aprender de las primeras batallas que tuvimos que pelear, –por lo menos quiero pensar eso– esta vez, el bicho no nos agarró desprevenidos, conocemos más y mejores métodos de prevención, tenemos refuerzos para nuestro sistema inmunológico que hace que no tengamos la letalidad de antes, deberíamos ser más responsables en nuestro comportamiento.

¿Qué debemos seguir aprendiendo?, es un hecho, cada batalla trae consigo nuevos síntomas, nuevas formas de afrontarlos y nuevas respuestas que debemos dar para solucionar los obstáculos que se puedan presentar en la cotidianidad del día a día. Si hay algo de lo que debemos estar seguros, es que el año 2020 nuestra historia como humanidad tuvo un giro inesperado, ese año nos enseñó muchas cosas, y a casi dos años de este giro, esperemos no olvidarnos de todas las enseñanzas y hacer un alto, un espacio para valorar la importancia de la vida misma.

La importancia de estar cerca de nuestros seres queridos, de que lo material no siempre es necesario o importante para vivir una vida plena, de esos momentos que tienes que atesorar, pues la vida a veces puede desvanecerse en un abrir y cerrar de ojos.

Estoy seguro que como humanidad venceremos las batallas que nos faltan librar, mientras tanto, vivamos y no solamente sobrevivamos, pues el vivir te regala la plenitud del día a día, de los sentimientos, de esos momentos que perduran. Sobrevivir por lo contrario es simplemente permanecer, durar, seguir existiendo…

Mañana será otro día y se presentarán otras batallas iguales o peores, lo importante es que estés preparado para pelearlas. Seguro saldremos victoriosos de muchas y habrán algunas que no podamos vencerlas, en la vida no siempre se puede ganar, es importante también saber perder. Al inicio de este nuevo ciclo de 365 días, te invito a que disfrutes del regalo de nuestro Creador, que vivas una vida plena y no solamente sobrevivas al momento.

CONSTRUIR COMUNIDAD

CARLOS ROBERTO MENESES G.

Responsable de Unidad de Marketing UCB 

[email protected]