Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 19:59

Somatización: un efecto más de la pandemia

Somatización: un efecto más de la pandemia

Irónicamente en la vida por lo general existe una delgada línea entre los polos opuestos: el bien y el mal, lo justo y lo injusto, o lo real y lo ilusorio; y es aquí en este último punto donde en ocasiones nuestros pensamientos y percepciones pueden llegar a perjudicar nuestra salud mental y física. 

El cerebro es el encargado fisiológicamente de dirigir nuestro cuerpo a través de impulsos nerviosos, pero cuando los pensamientos generados por nuestro cerebro se centran excesivamente en preocupaciones o ideas específicas pueden llegar a causar en nosotros síntomas de enfermedades que si bien estos síntomas son reales no tienen una causa fisiológica sino psicológica.

A este proceso anterior se le llama somatización y es ocasionado por la sugestión, que se compone en algunos casos por la ansiedad y las ideas recurrentes. De estas dos últimas hemos sido víctimas durante la pandemia actual y es que son muchos los casos registrados de personas que presentan los síntomas del COVID-19 y, sin embargo, los doctores no encuentran causas fisiológicas, o sea, luego de realizarle a estos pacientes los exámenes pertinentes no se detectan enfermedades causales de estos síntomas muy reales en el paciente. Y es aquí donde entran los procesos de sugestión y somatización, por los cuales el cerebro se centra tanto en la idea de una enfermedad que comienza a generar los mismos síntomas de esta. Pudiendo aparecer en el paciente fiebre, dolores de cabeza y cualquiera de los otros síntomas correspondientes. 

Para poder combatir estos procesos dañinos para nuestra salud es recomendable seguir las siguientes pautas: Leer información verificada y real respecto a la pandemia.

Estos tiempos de alta sensibilidad social son aprovechados por algunas personas para desinformar y generar pánico. Es importante no creer o confiar en cualquier noticia o información que se encuentran a través de cadenas de WhatsApp o en el Facebook. Mantenernos informados, pero sin consumir noticias en exceso.

Es importante conocer las noticias actuales, pero tenemos que intentar que nuestro día no gire alrededor de cada noticia que sale, dedicando muchas horas a esta tarea que lo único que hace es perjudicarnos. 

Evitar las ideas irracionales (...).

PSICOLOGÍA Y SOCIEDAD

BÁRBARO F. RODRÍGUEZ L.

Psicólogo

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad