Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 19:52

El costo de la protesta en Ecuador

Fernando Gimeno
Fernando Gimeno
El costo de la protesta en Ecuador

Ecuador registra pérdidas millonarias tras más de una semana de protestas por la anulación de los subsidios de los combustibles, con bloqueos en carreteras que afectan el transporte de mercancías, la paralización de su oleoducto, reservas turísticas canceladas y daños a patrimonio de la humanidad en Quito.

La Cámara de Comercio de Guayaquil, la ciudad más poblada de Ecuador, estimó a inicios de semana que el perjuicio económico en el sector productivo nacional ascendía a unos 260 millones de dólares, lo que puede crecer a medida que el conflicto se prolongue.

A casi 30 millones de dólares llegan las pérdidas estimadas por los floricultores por las invasiones violentas de fincas. "Si no se retoman las actividades se perderán alrededor de 20.000 toneladas de flores que llegan a ser más de 250 millones de dólares", explicó en un comunicado la Asociación Nacional de Productores de Flores.

Los bloqueos en distintos puntos del país dejan hasta el momento pérdidas por valor de 3.6 millones de dólares para la industria láctea de Ecuador, que cada día deja de procesar 5 millones de litros de leche, lo que afecta a 1.5 millones de personas, según advirtieron este viernes los productores lácteos.

Para aliviar la presión, el Gobierno trasladó este viernes 8 toneladas de productos de primera necesidad y medicinas a ciudades que se encuentran aisladas, con puentes aéreos de las fuerzas armadas y convoyes de las fuerzas del orden para custodiar camiones como los que transportan combustible.

Desde el miércoles está paralizado el bombeo de petróleo en el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), que transporta el crudo extraído de los pozos ubicados de la Amazonía, pero cuya producción ha disminuido al 30% tras ser tomados por manifestantes, según reportó la petrolera estatal Petroamazonas.

Con ello se dejaron de producir casi 232.000 barriles diarios, lo que supone unas pérdidas de unos 12.8 millones de dólares por cada jornada que se prolonga esa situación.

Asimismo, la compañía precisó que la demanda de combustibles para el sector automotriz ha descendido también en 30% desde el 3 de octubre, fruto de paros de transportistas y de los bloqueos, lo que arroja una pérdidas diarias para la empresa de 3.4 millones de dólares en la venta directa a los consumidores.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad