Imprimir

Tunari es hábitat de más de 560 especies de flora y fauna

Melissa Revollo | 06 de octubre de 2019

Un carpintero real en el Parque Tunari. DICO SOLÍS
Un carpintero real en el Parque Tunari. DICO SOLÍS
Los nidos de las aves y madrigueras de otros animales fueron consumidos por las llamas en los incendios. 

Cuando se registran incendios en el Parque Nacional Tunari (PNT), no solo se queman árboles y arbustos, sino nidos de aves y madrigueras de otros animales.

El Tunari tiene una superficie de más de 300 mil hectáreas, casi nueve veces el tamaño de la ciudad, y atraviesa los municipios de Cochabamba, Tiquipaya, Quillacollo, Colcapirhua, Vinto, Sipe Sipe, Sacaba, Colomi,Villa Tunari, Tapacarí y Morochata. Toda el área protegida es el hábitat de más de 560 especies de flora y fauna.

185

Especies de aves En el Parque Nacional Tunari hay más de 185 especies de aves. Los bosques de quewiñas son el hábitat del 78% de todas las especies amenazadas registradas en el área y el 32% de las aves amenazadas en Cochabamba.

La especialista en fauna del Centro de Biodiversidad y Genética de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Olga Ruiz, explica que es difícil cuantificar los animales que han sido afectados por los incendios más recientes, considerando que “los animales se mueven” y cuando se dan las emergencias por el fuego, es posible que se trasladen a otros sectores.

“(El fuego) va a ocasionar que los animales pierdan hábitat. En la Chiquitanía hubo mayor afectación porque eran extensiones grandes. En este caso no son las mismas distancias; han tenido tiempo de refugiarse”.

Sin embargo, los nidos sí se queman y desparecen madrigueras.

Este parque es la casa de centenas de especies de árboles. Los bosques más afectados por los incendios recientes eran de pinos, eucaliptos y quewiñas.

De acuerdo con los registros que tiene la UMSS, en el Tunari hay unas 331 plantas distribuidas en 66 familias. De ese grupo, aproximadamente 25 son propias del Tunari y Bolivia. como la quewiña (polylepis), que conforma los bosques nativos y “le da un valor propio a esta área”.

Entre otras especies que también tienen valor está la cactácea Lobivia maximiliana respetuosa y el cactus endémico Trichocercus tunariensis, “que solo se encuentra en las faldas de esta cordillera”.

Hay especies foráneas, como los pinos y eucaliptos. Los bosques de quewiñas, citado por Navarro y Ferreira (2007), están en fuerte amenaza y considerados “en peligro crítico”.

Entre los animales destacan más de 185 especies de aves distribuidas en 38 familias. Los bosques de quewiñas son el hábitat más importante para la conservación de aves, ya que albergan el 78% de todas las especies amenazadas registradas en el Parque y el 32% de las aves amenazadas en Cochabamba.

También están los mamíferos y se conoce que hay 29 especies en el área protegida. Entre esos hay una especie de marsupial, siete roedores, nueve especies de murciélagos, una especie de oso hormiguero, “que posiblemente viene de la vertiente norte de la cordillera, que es más húmeda y cálida”, dos especies de auquénidos (la llama y la vicuña) y siete especies de carnívoros. Entre estas especies hay que resaltar la presencia de cuatro especies de felinos, entre ellos el gato andino, el zorro andino, el zorrino y el hurón.

Por otro lado, de las siete especies que existen de anfibios, una de ellas es una rana grande que existe únicamente en los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca, La Paz y Oruro. También existen nueve especies de reptiles y hay dos de lagartijas y dos especies de víboras.

 

Apuntes

Endémicas

Del total de las especies de aves en el Tunari, tres son endémicas de Bolivia (Aglaectis pamela, Poospiza garlepi y Oreopsar bolivianus), 31 son de los Andes Centrales, 11 de los Andes altos de Bolivia y Argentina y dos a los Yungas altos de Bolivia y Perú.

Ave en extinción

En el Tunari existe una especie de ave en peligro de extinción (la Monterita Cochabambina - Poospiza garleppi); otra especie es vulnerable (Agriornis andicola); y siete son casi amenazadas. Hay cuatro especies de aves registradas en el Parque que no han sido registradas en ninguna otra área protegida en Bolivia. El Tunari es una de las áreas protegidas más importantes relacionadas a diversidad y endemismo de aves de Valles y Puna en Bolivia y protege a poblaciones de aves endémicas y amenazadas, cumpliendo un papel fundamental en la conservación de esta avifauna, según los estudios del Centro de Biodiversidad y Genética de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS).

El gato andino

Entre los mamíferos que alberga el Tunari está el gato andino (Oreailurus jacobita), “que es la segunda especie más amenazada en el mundo”.

Ecorregiones

Según el Sernap, el Tunari está en las ecorregiones de la Puna Norteña, Yungas y Bosques Secos Interandinos. El mayor aporte al Sistema Nacional de Áreas Protegidas es la ecorregión de Puna Norteña, al que aporta con un 71% de la superficie total.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/informe-especial/tunari-es-habitat-mas-560-especies-flora-fauna/20191005220828730057.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión