Imprimir

En Riberalta rompen cuarentena y protestan por falta de alimentos

REDACCIÓN/AGENCIAS | 01 de abril de 2020

Familiares de enfermos en el ingreso a un centro médico, ayer. APG
Familiares de enfermos en el ingreso a un centro médico, ayer. APG
El departamento de Beni es el único del país que no tiene casos de coronavirus hasta la fecha. En sus diferentes municipios hay necesidades. La Gobernación envió más de 61 toneladas de alimentos secos y en Trinidad lecheros regalaron su producto. 

Al grito de “tenemos hambre”, una marcha de vecinos pidió alimentación en la ciudad de Riberalta (Beni), en el noreste amazónico del país, rompiendo la cuarentena y la emergencia sanitaria nacional decretada por el Gobierno a raíz de la pandemia del COVID-19, que todavía no afectó a esta región del país.

Hasta el momento es el único departamento que no registra ni un solo caso de coronavirus.

La marcha recorrió calles y avenidas de la ciudad próxima a la frontera con el vecino Brasil, según ERBOL.

Los pobladores rebasaron la contención de las fuerzas de seguridad presentes en la zona, entre ellos efectivos policiales y militares que no pudieron hacer mucho frente a la molestia de los movilizados. 

Llegaron incluso a increpar al alcalde de la ciudad, Enzo Roca, para que pueda canalizar la solución a sus demandas.

“¡Los niños están muriendo de hambre, no tienen ni siquiera un pan para comer!”, le dijo una mujer a la autoridad municipal.

Otros manifestantes le recordaron que él estaba ahí para responder a su pueblo.

Algunos medios locales, a través de sus portales en redes sociales, informaron que en medio de la protesta algunos de los marchistas tuvieron un altercado con un efectivo militar al que habrían terminado agrediendo.

La tensión comenzó más temprano cuando representantes de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) del lugar se reunieron debido a la situación de carencia alimentaria y posteriormente llegaron efectivos militares para impedir la congregación de personas, hecho que elevó la molestia.

El Gobierno nacional decretó desde el 22 de marzo hasta el 15 de abril cuarentena total en el país para impedir la propagación del coronavirus.

LA AYUDA LLEGA Pasadas algunas horas de la protesta y tras el mediodía, el gobernador del Beni, Fanor Amapo, entregó 61.2 toneladas de alimentos secos de primera necesidad para más de 5.600 familias de escasos recursos económicos del municipio de Riberalta, reportó ABI. También lo hicieron en Guayaramerín.

Explicó que esos alimentos serán distribuidos por Defensa Civil y destacó la coordinación interinstitucional entre militares y autoridades municipales con el fin de atender a la población durante el aislamiento social.

Detalló que entregó arroz, azúcar, fideo, harina, sal y aceite, con una inversión que asciende a un millón de bolivianos.

La ayuda llega de a poco. Ayer también se hizo la donación demás de 3.000 litros de leche en favor de los sectores más vulnerables de Trinidad, según el presidente de la Asociación de Productores de Leche de las provincias Cercado y Marbán (CERMA), Raúl Eggers, informó ABI.

"Hemos querido sumarnos a apoyar a las familias más necesitadas con más de 3.000 litros de leche, en estos momentos tan difíciles a causa del coronavirus", dijo.

Pidió a los productores de otros rubros que también puedan brindar su colaboración para que la población pueda recibir alimentos.

Eggers dijo que se donó 1.000 litros a las instituciones que trabajan en el área social en Trinidad: a la Policía, cárceles de hombres y mujeres, entre otras.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/pais/riberalta-rompen-cuarentena-protestan-falta-alimentos/20200401005234759493.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión